Si hay una pregunta común a un lado y otro del Atlántico es si nos enfrentamos a una nueva recesión, sobre todo tras los malos datos de paro de EEUU de septiembre.
 
En una reciente nota, los expertos de Citi afirman que no, sobre todo cuando se refieren a Europa. “Esta semana los indicadores de sentimiento económico que preparan en la comisión europea mostraban una mejora superior a la esperada. En concreto, la mejor lectura de esta encuesta desde el pasado mes de junio de 2011”, explican en la firma.

Además, señalan en Citi que se trata de unos datos que vienen después de otros ratios que indican fortaleza en la venta de coches, la confianza de los consumidores italianos, la recuperación de los mercados crediticios, el crecimiento en la concesión de préstamos y el resurgir de países como España o Irlanda.


Evolución bolsa europea



Pero, ¿qué ha de esperarse, entonces, desde el punto de vista de los mercados?

Señalan estos expertos que la renta variable del viejo continente no está ni barata, ni cara. Es más, que la mejora de los beneficios de las cotizadas ya está en el precio de las compañías. Es más, apuntan que para que los mercados sigan creciente Europa necesitaría una tasa de crecimiento económico más elevada de la que tenemos.

Con todo, creen que la tendencia en los próximos meses de la bolsa europea será al alza. Por eso afirman que “los inversores deberían ser estratégicamente alcistas”. ¿Qué significa esto? Pues que conviene comprar, pero seleccionando mucho qué es lo que se mete en cartera. Es importante tener en cuenta que la bolsa europea, como el resto de mercados, podría verse muy perjudicada por un episodio de recesión económica global.

Acciones Españolas con más potencial de subida en bolsa 

Valoración europea


Las recomendaciones de los expertos de Citi en este sentido son claras:

1- Alinearse con los fundamentales
2- Tener en cuenta la liquidez
3- Analizar a conciencia los balances de las compañías
4- Protegerse contra China y la posibilidad de una desaceleración del crecimiento global.

En Europa en concreto apuestan por empresas de alto dividendo y con posibilidad de aumentar la retribución a los accionistas. Además, aconsejan comprar acciones con más exposición a los mercados domésticos y compañías tocadas por la caída del sector del petróleo frente a las empresas con exposición a las emergentes.

Para seleccionar las compañías que podrían ser objeto de compra han utilizado varios criterios. Por un lado, empresas que hayan caído más de un 20% en los últimos meses, con buen momento de dividendos y beneficios y una buena generación de cash flow y con un buen ratio de precio/ valor en libros y buen momentum de resultados.

De todas las empresas europeas que han analizado: Aegon, Aviva, British Land, Daimler, GDF Suez, ING, Intesa SanPaolo, Lloyds Bank, Orange, Pearson, Sainsbury,
Santander, Statoil, Total y Unicredit cumplen con, al menos, uno de esos criterios. (Acceda aquí a más análisis del Santander)

QUIZÁ LE INTERESE LEER: "Estos bancos españoles han perdido dos años en bolsa"