Caixabank se desploma tras presentar sus cuentas de los nueve primeros meses del año. Co este movimiento el valor lleva al traste el ataque a la parte alta del lateral.

Los inversores penalizan al banco catalán, pese a la mejora de sus beneficios. CaixaBank ha obtenido en los nueve primeros meses del año un beneficio neto de 466 millones de euros, un 1,6% más que en el mismo período de 2013. Además, su capital de calidad CET1, el que define si una entidad aprueba los test de estrés, se sitúa en el 13,1% y 12,7% fully loaded, lo que supone un excedente de 8.061 sobre el mínimo fully loaded del 7%. (a tener en cuenta que los test de estrés que se conocerán el domingo están realizados sobre los resultados de cierre de 2013 con normativa 1 de enero de 2014)

caixabank cet 1

Fuente: Caixabank

Pero, ¿qué es lo que el mercado está cotizando tan mal? Los expertos de Renta 4 indican que “los menores ROF, la caída de las comisiones netas y menores ingresos del resto de líneas han llevado al margen bruto y margen neto a situarse por debajo de lo que el consenso estaba esperando (-7% en margen bruto)”. No obstante, destacan como positivo “la mejora de la calidad crediticia, el fortalecimiento de los niveles de capital y la mejora de los ingresos básicos del negocio son aspectos que el mercado debería recoger positivamente”.

En esta semana hemos visto varios cambios de recomendación por parte de los brokers sobre Caixaban. Por ejemplo, JP Morgan subió el precio objetivo de la entidad de 5,20 a 5,25 euros y recomendar sobreponderarla. En cambio, Citi le rebajaba el precio objetivo de 5,30 a 5,20, aunque también aconsejaba comprarla. Hoy, tras presentar cuentas, desde Renta 4 recomiendan mantener con un precio objetivo en 4,45 euros.

El movimiento bursátil que registra Caixabank hoy le lleva a poner en duda el ataque de la resistencia formada por la parte alta del canal lateral en el que el valor se ha movido prácticamente todo el año. Este nivel viene delimitado por los 4,70 euros. Ayer cerró por encima y cae por debajo. No obstante, mientras no pierda los 4,10 euros, Caixabank seguirá tremendamente lateral. De hecho, en septiembre perdió la directriz alcista tras marcar máximos históricos en los 4,92 euros, lateralizando el movimiento. Si lograra confirmar por enicma de 5 euros, la caída sufrida desde septiembre se podría considerar un simple pull back que podría llevarle a recuperar la directriz alcista de largo plazo.  

caixabank analisis tecnico