"Si resulta que Grecia sale, puede que no sea algo malo para el euro", indicó el octogenario inversor en una entrevista con la cadena estadounidense CNBC. Warren Buffet ha manifestado que
si todo el mundo aprende que las reglas significan algo y llevan algún tipo de acuerdo general sobre política fical entre los miembros "podría ser algo bueno". En este sentido, Buffet señaló que no está decretado que la Eurozona tenga que contar con los mismos países miembros que tiene hoy en día pero sí es necesario que cuente, con el tiempo, con la legislación compatible en materia laboral, fiscal o en la dirección de la economía". 

"El euro tenía problemas estructurales desde el momento de su entrada en funcionamiento, lo que no quiere decir que necesariamente vaya a fracasar", apuntó Buffet. De hecho, el tercer hombre más rico del mundo, según la revista 'Forbes', subrayó que "el euro no está muerto y puede que nunca lo esté
", pero requiere más esfuerzos en la armonización de cuestiones financieras.

"No puede sobrevivir con la gente yendo en direcciones tan absolutamente diferentes. Los alemanes no van a financiar siempre a los griegos", apostilló.