El afamado inversor no se cansa de repetir cuál es el secreto de su fórmula: encontrar buenas empresas a precios baratos y mantenerlas en el tiempo. Mucho tiempo. Sin embargo muchos podrían preguntarse por qué no invertir con él a través de Berkshire Hathaway, la firma que dirige desde hace 50 años.
Debe usted saber que si ha pensado en hacerlo debería saber qué es lo que le recomienda el propio Buffett en su último informe anual. El gurú lo deja así de claro:

- Si el punto de entrada en la acción de Berkshire Hathaway es inusualmente alto – diría que si se aproxima a 2 veces el valor en libros, algo que ha ocurrido en ocasiones- pasarán muchos años antes de que el inversor pueda obtener ganancias. En otras palabras, una buena inversión puede convertirse en una especulación si se compra a un precio elevado. Berkshire también es un ejemplo de esa verdad”.

- Dice el inversor “para aquellos inversores que planean vender en un año o dos después de haber entrado en el valor, no aseguro ganancias, sea cual sea el punto de entrada. “ Apunta el Oráculo que “los movimientos de los índices en esos breves periodos de tiempo pueden ser mucho más importantes que los propios cambios en el valor intrínseco de la acción.

De hecho, recomienda comprar acciones de Berkshire Hathaway sólo si se tiene la intención de permanecer con ellas al menos cinco años. “Aquellos que quieran invertir a corto plazo deben mirar a otro lado”, explica.

- Advierte que no se compren títulos con dinero prestado y explica por qué. “Ha habido tres veces desde 1965 en las que nuestra acción ha caído alrededor de un 50% desde máximos. Algún día algo parecido a este tipo de caídas podría producirse de nuevo y nadie sabe cuándo. Berkshire seguro es una buena opción para los inversores, pero podría ser una decisión desastrosa para especuladores que se apalanquen”.

Sin embargo Warren Buffet apunta que las posibilidades de que la empresa se encuentre con problemas financieros en el futuro son casi cero. Explica que están preparados para momentos de desastre y lo hace de una curiosa forma. “Siempre hemos estado listos para las inundaciones del milenio. De hecho, si ocurre estaremos vendiendo chalecos salvavidas a quienes no lo estén.”

Recuerda Warren Buffett que ellos fueron uno de los salvadores del sistema financiero estadounidense cuando explotó la burbuja de las subprimes. “Berkshire jugó un importante papel durante el crash de 2008 y 2009 y desde ese momento hemos más que doblado la fortaleza de nuestro balance y el potencial de nuestros beneficios. Nuestra compañía es el Gibraltar de los negocios americanos y seguirá siéndolo”, asegura el inversor.

Eso sí, si después de haber leído hasta aquí quiere seguir invirtiendo en la empresa, el octogenario inversor le explica que no debe esperar grandes crecimientos de beneficio. “La mala noticia es que las ganancias a largo plazo de Berkshire –medidas en porcentaje y no en dólares- no serán dramáticas y no serán parecidas a las conseguidas en los últimos cincuenta años. Los números se han vuelto tan grandes…”, con todo, el inversor considera que la empresa lo hará mejor que la media de las compañías americanas “pero nuestra ventaja no será enorme”.

La gran sorpresa es que Buffett ¡habla de dividendos!. Él , que siempre ha promulgado que retribuir con dividendos era una mala estrategia. Sin embargo, hay truco. “Eventualmente, probablemente dentro de 10 o 20 años desde ahora, el capital y la caja de la empresa alcanzará un nivel tan grande que los directivos tendrán que sentarse a decidir si el mejor método para distribuir este exceso de beneficios es a través de dividendos, recompras, o ambos. Buffett habla de posibilidad de recompras de acciones. si el precio de los títulos caen por debajo de su precio intrínseco la mejor opción será la recompra”, dice Buffett.

En la actualidad, la compañía cotiza con un per de 18 veces, en línea con el S&P. En lo que va de año sus acciones caen alrededor de un 2%, aunque en 12 meses sube más de un 20%.

El consenso apuesta por sobreponderar las acciones de la compañía, con un precio objetivo cercano a los 160 dólares por acción, lo que implicaría un potencial de revalorización de un 20%.

Está claro, si usted no tiene paciencia para mantener su dinero en un mismo sitio durante mucho tiempo, la compañía que dirige Buffett no es su sitio. Sin embargo, ¿cambiaría usted de opinión si viera este gráfico?

SPX vs Eurostoxx


Si quiere acceder a más análisis sobre la empresa, pinche aquí.