La operadora del mercado español cotiza en plena tendencia bajista días antes de presentar sus resultados del ejercicio 2015.
 
BME presentará el viernes 26 sus cuentas del ejercicio 2015. El consenso de mercado espera que anuncie una mejora del beneficio del 5,15%, hasta los 173,4 millones de euros, lo que repercutirá directamente en un aumento del dividendo, ya que BME es una de las compañías que más payout tiene de nuestro mercado.  Además, se prevé que su cifra de negocio alcance los 349 millones y la caja se eleve a 178,2 millones.
 
Estas cuentas llegan en un momento delicado para la acción, que desde que marcara máximos en abril del año pasado no ha parado de caer. De hecho, desde aquel pico en 41 euros BME ha perdido casi un 35%. Recientemente recuperó el soporte de los 26 euros, zona que coincide con el retroceso de Fibonacci del 50% de todo el último gran movimiento de subida entre el doble suelo de los 11 euros de 2012 y los altos del año pasado.
 
Ahora la clave es que BME intente escapar del canal bajista en el que lleva inmersa estos meses y eso pasaría por una superación de los 31 euros, superando ante la resistencia de los 29,50 euros. En cambio, si vuelve a perder los 26 euros, podría ir a apoyarse el soporte móvil de la parte baja del canal que pasa por los 24 euros.

bme

 
Según los indicadores técnicos Premium, la tendencia de BME es bajista, con el precio cotizando por debajo y alejado de las medias móviles. De hecho, la media de largo plazo -200 sesiones- está por encima del canal bajista, pasa por 33,19 euros.
 
bme