Si algo caracteriza al oráculo de Omaha es que ha sido capaz de batir al índice de referencia en Estados Unidos en casi todas las ocasiones. Si nos centramos en los últimos años así ha sido. Siempre llevando la filosofía del value investing a cabo ¿Cómo han sido los últimos años en su evolución en los mercados y qué perspectivas presentan en los tiempos que están por venir?
 
Berkshire Hataway y el S&P 500 es la comparación que siempre sale a la palestra en el entorno bursátil. Principalmente porque Warren Buffett, fundador del holding, siempre se ha caracterizado por superar al selectivo estadounidense o al menos intentarlo. Algo que en casi todas las ocasiones ha sucedido y que ha llevado a los inversores a tener un respeto absoluto sobre el veterano de Wall Street.

Basta con observar los últimos cinco años cuál ha sido la evolución de los dos activos. En este caso, en este último lustro solo en una ocasión Berkshire se ha quedado a las puertas de pasar por encima del S&P 500. En 2011, cuando el índice de referencia del mercado norteamericano cerró con un repunte del 2,1%, mientras que la compañía que preside el multimillonario de Omaha mostró un retroceso del 4,7%.

Pero en el resto de ocasiones ha tenido un desempeño mejor de lo que lo ha hecho el mercado. Como ejemplo sirve el último año. En 2016 Berkshire Hathaway ha tenido un rendimiento en el parqué neoyorkino de un 23,4%, mientras que el índice de referencia mostró alzas al término del ejercicio del 12%.

Así, si alargamos la vista al pasado lo que obtenemos es un comportamiento bastante similar. Porque durante casi todos los años, a excepción de contadas ocasiones el holding de Buffett ha tenido una evolución mejor que la del S&P 500. En promedio, un 20,8% de rentabilidad anualizada para Berkshire por el 9,7% del selectivo norteamericano. Bastante revelador.

Berkshire y SP


En este caso, si nos centramos en el momento técnico que atraviesan cada uno de los dos lo que observamos es que según nuestros filtros técnicos Berkshire Hathaway se encuentra en fase alcista, mientras que recibe una puntuación de 10 puntos en una escala que se mueve entre el cero y el diez. Además, mantiene todos los indicadores en positivo.

Berkshire indicadores


Por su parte, el S&P 500 pone de manifiesto un comportamiento similar tal y como sostienen nuestros filtros técnicos, aunque recibe una puntuación inferior: 9 puntos sobre 10 posibles. Con todo, se encuentra en fase alcista y también todos los indicadores son positivos.