Fuera del sector financiero, francés, portugués y español. José Lizán, analista de Nordkapp tiene claro que "los  bancos seguirán cayendo hasta que no se anuncie una quita de la deuda de Grecia". Eso sí, si Bernanke sorprende con una nueva inyección de dinero, BBVA y Banco Santander subirán.
Se cierra una semana en la que los mercados están pendientes de la decisión que tome la próxima semana Ben Bernanke. José Lizán, analista de Nordkapp reconoce que “en Europa no creo que haya un gran anuncio – todos sabemos cómo es la toma de decisiones en la Zona Euro- pero sí creo que Bernanke pues animar a los mercados si manda un discurso que guste”. A la espera, habrá mucha volatilidad en los bancos franceses- que no se conformarán con el plan de ayuda a Grecia- y hasta que no haya una quita de la deuda, las cesiones no pararán. Lizán sería cauto y aprovecharía los rebotes para reducir posiciones.

Las miradas también pendientes del comportamiento de los bancos europeos. Los franceses han sufrido mucho y “una vez que pase lo de Grecia la banca portuguesa será la siguiente “y ahí sí que nos afectará porque tenemos 80.000 millones de exposición”. Aunque los grandes bancos se han comportado mejor relativamente “no serán ajenos a estos movimientos”.

Respecto a los eurobonos, Lizán reconoce que la reticencia alemana es el gran ‘pero’ para esta emisión de deuda. “Barroso está haciendo todo lo posible pero al final lo que pasa en la Eurozona es que las decisiones políticas están muy mal llevadas”.

Oportunidades en la bolsa española

En el sector financiero, el analista de Nordkapp evitaría la banca francesa y considera que BBVA y Santander podrían volver a los 6.20-6.30 euros si la FED inyecta dinero y busca el QEIII. Ahora se ve que están buscando pasivo y habrá que deshacer posiciones hasta que no salga la quita de deuda de Grecia. Ahora mismo “Europa no tiene en mano soluciones ni capacidad para solventar los problemas a corto plazo, pero la quita será un hecho”.

Dentro de la bolsa española, Inditex es de los pocos valores que se mantienen bien y con una volatilidad baja. Las noticias de corto plazo siguen impulsando su crecimiento y “es de los pocos valores del Ibex en los que- junto a Ferrovial, Gas Natural, Repsol o Grifols- se puede estar”. Su internacionalización y generación de ingresos en países diversificados “les pueden generar buenas rentabilidades”, concluye.