Los resultados de Banesto han gustado pues, aunque el beneficio neto ha sido un poco por debajo de lo esperado, la calidad es buena excluyendo la plusvalía por la venta de Urbis. El esquema de negocio es muy sólido, controlan mucho el crecimiento de los costes y esto ayudará a una mejora de márgenes. Las cifras son buenas y sigue siendo una compra para nosotros.
No estamos preocupados por la corrección del mercado porque es bueno para unas bolsas que estarán más erráticas y volátiles durante este año, llegados a los niveles en los que estábamos. La mayor moderación del crecimiento de los beneficios, el saldo neto es negativo en cuanto al año y se debe a que hay unos retrocesos importantes en las commodities y en el precio del petróleo. El mercado no ha tomado una dirección definida pues todo el mundo sigue mirando a las cifras de 2006 y no sabe que posiciones para tomar de cara a 2007, no hay obstáculos importantes por lo que la previsión es alcista.