Banco Popular ha sido noticia en los últimos días por los informes que apuntaban a que podría suspender los tests de stress, su supuesto interés por adquirir BES y la revisión del rating de su deuda. Hoy, en medio de este maremágnum, el valor se dispara.

Banco Popular se convierte en el valor más alcista del Ibex 35 desde comienzo de sesión. La entidad ha sido objeto de noticias toda la semana y, a tenor de éstas, el valor se ha movido.

Así pues, Citigroup encendió la mecha al elaborar un informe filtrado por Bloomberg en el que alegaba que Popular sería la entidad más vulnerable en los tests de stress. A Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, esto no le preocupa, cree que “los tests de stress no van a dar grandes sorpresas ni van a tener un gran impacto en el mercado.
Es cierto que en los tests de stress que se realizaron para evaluar el sistema bancario español también esta entidad salió más perjudicada, pero fue capaz de captar el dinero que necesitaba en el mercado sin necesidad de ayuda pública”. A finales de octubre saldremos de dudas con los resultados de estas pruebas.

Por otro lado, esta mañana hemos amanecido con la comunicación de la revisión a la baja por parte de Standard & Poor’s del rating de las preferentes del Banco en CCC- y ha revisado las calificaciones de la deuda subordinada a CCC-, desde CCC.

Además, acaba de saltar a la palestra el interés de de Banco Popular por Banco Espírito Santo. Portugal es un mercado interesante para la entidad presidida por Ángel Ron en la que ya cuenta con su propia red de sucursales.

Con este telón de fondo, Banco Popular ayer se dejó casi un 2%, mientras que hoy recupera todo lo perdido y se dispara un 3%. Aún así, su situación técnica no ha variado, pues el precio sigue en el rango medio entre el lateral comprendido por los 4,2 y 5,9 euros. De superar los 5 euros perforaría la directriz bajista de medio plazo, aunque su situación seguiría siendo lateral. En el año apenas se revaloriza un 5%.

popular