La entidad obtiene la nota más baja de todos los activos del mercado continuo. Los indicadores de la Zona Premium la valoran con un 1,5. 

Banca Cívica es un valor inmerso en una clara tendencia bajista. Desde febrero de 2012 ha dibujado esa directriz, que se espera que mantenga en el medio y largo plazo.

Se encuentra en un momento rápido y lento negativo. En comparación al mercado continuo, la cotización presenta un peor comportamiento en estos horizontes temporales.



Los únicos datos que la entidad presenta en verde son una volatilidad decreciente y un volumen creciente para el largo plazo. En el medio plazo, ambos datos son negativos.

Desde agosto de 2011, sus acciones han visto mermar el precio. Registró su último cierre, ayer, en 1,53 euros.