El mercado ha abierto sus puertas con subidas. Una tendencia “que ha llegado debido al cierre positivo en Wall Street – tras la publicación del Libro Beige de la FED en el que advirtieron que el crecimiento sigue siendo débil pero moderadamente alcista- y que hasta la decisión de tipos por parte del BCE no tendrá más referencias”, admite Fernando Martínez, analista de Banco Etcheverría.
Una de las citas más importante de la sesión ha sido precisamente la publicación de los resultados de Banesto. Unas cifras negativas durante el cuarto trimestre y que, sin embargo, han permitido que la entidad comience a cotizar en positivo. De momento, “parece que no la castigan pero con el sector bancario tenemos que tener mucho cuidado aparte de porque la gente está descontando unos resultados bastante buenos – y no lo serán tanto- hay que tener cautela”.

Mañana Repsol celebra junta extraordinaria de accionistas con la inestabilidad en su cúpula directiva en el punto de mira. Movimientos que por el momento no afectan a la cotización de la compañía. La política que tiene Brufau – reconoce Martínez- es la de mantener e incluso reducir el dividendo para mantener las inversiones mientras que el consejo de Sacyr quiere meter a alguien para tomar posiciones en el consejo. “Quieren tener a alguien de su confianza para impulsar el proyecto que tenían”. Pero ¿estaría este experto en la constructora? Aunque tiene demasiada deuda “tiene potencial para afrontarla y todo en función de cómo evolucione el tema del consejo de Repsol”.

El sector de la energía renovable “es un sector que me gusta, sobre todo hablando de Iberdrola Renovables que está siendo subida en las recomendaciones de los brokers y tiene potencial de subida”.

Esta mañana Vueling ha dado a conocer datos de ocupación buenos, hasta el 73-7%. Este experto de Banco Echeverría “considera que Ryanair además está ganando cuota de mercado, sin embargo, no estaría dentro del sector aéreo pues aun está comenzando a salir de la crisis”.

Sus recomendaciones pasan por compañías como TEelfónica “por la rentabilidad por dividendo y el tema de la devaluación del Bolívar”. Es un valor “al que han castigado demasiado y creo que ya debería estar descontado”: Incluso Iberdrola, “en niveles de 3.6 euros, también estaría parar tomar posiciones”, concluye.