José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, habla de favoritismos del FMI hacia países como Francia o Alemania y de la necesidad de llegar ya a un acuerdo sobre la quita helena para que el país pueda comenzar a crecer de nuevo a partir de “una deuda ya saneada”.

En declaraciones a Radio Intereconomía, José Carlos Díez habla de un “cuadro un poco descompensado” en nuestro país tras la rebaja de previsión de crecimiento para nuestro país realizada ayer por el Banco de España. “Aunque quieras forzar llegar a ese 4% de déficit lo veo muy improbable. Creo que el ajuste será más suave en España.”

Según Díez, “si seguimos con esta dinámica, la recesión este año va a ser igual que la del 2008. Alemania vive de la exportación y cuando la locomotora se para…Hay que tener en cuenta que las exportaciones alemanas están reduciéndose desde el verano pasado. El gobierno encima no reconoce la transición y habla de un cuarto trimestre complicado por culpa de los países periféricos.”

Respecto a Grecia, el analista asegura que “nadie quiere poner dinero. Lo que me preocupa es que todo lo que está saliendo al exterior es de los acreedores y aun a pesar de todo el país sigue teniendo una deuda insostenible. La ecuación de sostenibilidad es complicada. Nadie pensaba que Portugal hace un año iba a caer en un default y hoy hay gente que habla de una quita del 30-40%. Para que un país salga de una crisis de deuda tiene que empezar a crecer. Hay desequilibrios que hay que corregir. A raíz de una quita, el país podría empezar a crecer a partir de una deuda ya saneada.”

España, opina Díez, “se encuentra lejos de esta situación. El Tesoro Público español está cargado de liquidez. Que la propia directora gerente del FMI ponga en cuestión que se puede producir una crisis de liquidez en España e Italia sólo eso puede precipitar precisamente una crisis de liquidez, lo que debería decir es que Alemania también va a entrar en recesión.”

Aunque lo cierto es que en terreno bursátil, José Carlos Díez afirma que “estamos viendo una subida de las bolsas muy importantes. La banca alemana o francesa están teniendo subidas del 25% en 2012. Es positivo que los precios de los activos suban pero hay que corregir los problemas de fondo.”