Los expertos del banco de inversión andorrano creen que 2018 y, probablemente, 2019 serán dos ejercicios positivos para los activos de riesgo. También para la bolsa. Pero en la firma consideran que este año aparecerá la inflación y consideran que hay que proteger las carteras. Una de sus opciones es comprar oro, un activo cuya recomendación acaban de mejorar. Pero, ¿cómo asignan sus carteras de cara a los próximos meses?

La bolsa seguirá subiendo, o eso es lo que consideran los expertos de Morabanc. Al igual que el resto de firmas de análisis apuestan por una continuación de la expansión económica en todo el mundo.  Pero la entidad es una de las que expresa más claramente su preocupación por la aparición de la inflación.  “De hecho, la inflación por encima de lo esperado supone, en nuestra opinión, el mayor riesgo para las inversiones en 2018, de lo cual hay que protegerse”, aclaran estos analistas.

Renta variable: es su apuesta fundamental “creemos que los fundamentales sólidos, tanto en el ámbito micro (los EPS al alza) como macro (economía global acelerando), y la liquidez inyectada en el sistema financiero (QE) abogan por la continuación del ciclo alcista”.  En la firma están sobreponderados  Europa en donde creen que se ha ampliado el descuento frente a Estados Unidos. Para el Ibex tienen un objetivo de 11.500 puntos, lo que implicaría un potencial de casi un 10% desde los niveles actuales. También optan por los emergentes. “No obstante, cuesta ver más valor en renta variable americana y en Japón vemos el yen infravalorado, lo que nos impide estar positivos en el Nikkei”, señalan..

 

Índices

 

Bonos: En este sentido son muy claros estos expertos. “Seguimos pensando que el mercado infraestima el riesgo de inflación”. Por eso apuestan por la compra de bonos ligados a la inflación. Por el contrario no ven oportunidad en los bonos soberanos de los países core.

En cuanto a los bonos de empresas consideran que pueden estar fuertes en la primera parte del año y “todavía vemos potencial en la deuda periférica (preferiblemente, cubriendo la duración). Subimos a compra la deuda emergente, donde las valoraciones parecen menos ajustadas que en el crédito”.

EURUSD: En su opinión, “el posicionamiento especulativo en el euro está a niveles extremos y vemos que el mercado sobreestima la flexibilidad del BCE para endurecer la política monetaria en el entorno del euro fuerte.  Son nuestros argumentos principales para comprar el dólar hasta el rango de 1,10 a 1,15”.

Materias primas:  También son más optimistas con respecto al brent que otras firmas y sitúan el precio objetivo hasta 75 dólares el barril. También apuestan por la comra de oro con un precio objetivo de 1.450 dólares la onza.

 

Posicionamiento