El Dow Jones se deja alrededor de un 15% desde sus máximos el pasado mes de junio. En este tiempo ha caído casi 2.500 puntos. Según Brett Arends, el columnista de MarketWatch, si las caídas continuaran, la valoración del selectivo seguiría sin ser atractiva.
 
El columnista explica que “el Dow Jones podría caer de 1.000 a 5.000 puntos y todavía no sería barato con respecto a la media del largo plazo”.

En su opinión, todas las métricas sugieren que aunque se produzca un rebote de corto plazo o un rally de cualquier clase, no se establecerían las condiciones necesarias en los mercados para los inversores que buscan valor.

La renta variable está verdaderamente más barata de todo lo que lo ha estado en las últimas semanas. Después del peor inicio del año en la historia de Wall Street, el Dow Jones cae alrededor de un 1%. Las pequeñas compañías han entrado ahora en un profundo bear market tras dejarse más de un 20% desde los últimos máximos de primavera”, explica el experto. Pero, explica, “más barato no significa necesariamente barato”.

Según sus cálculos, “incluso después del sell-off las acciones están valoradas a 1,4 veces su beneficio por acción anual”. Explica que desde 2001, la media es de 1,3 veces. Así que  “en su opinión, el Dow podría caer otro 7%, o más de 1.000 puntos y todavía seguiría por encima de esa media”, apunta.

Comenta Brett Arends que la imagen es todavía peor para aquellas compañías endeudadas. “Según la Reserva Federal, las corporaciones no financieras han aumentado su deuda total desde 2007 desde 6,3 trillones de dólares (billones europeos), hasta más de 8 trillones (billones).

El experto usa otra métrica, que es la que mide lo que cuesta reemplazar todos los activos, la llamada Tobin’s. Según la FED, las empresas no financieras están valoradas al 90% de este coste de reemplazo, cuando la media histórica es de un 60%. Según Arends “según esta métrica, el Dow Jones podría caer un tercio y llevar al índice hasta los 10.000”.

No se olvida el columnista de medir ratio PER CASE Shiller, que mide el precio con los beneficios de la compañía en un periodo de tiempo. En este terreno los índices americanos también cotizan por encima de la media.
Per Case Shiller


“Nada de esto significa que la actual caída de las bolsas vaya a empeorar las cosas. La única causa en el corto plazo que genera los sell-off es la misma: hay más vendedores que compradores. En algún momento los compradores van a volver”, asegura el columnista.

QUIZÁ LE INTERESE LEER:
”Estas empresas de Wall Street lo harán mejor en bolsa”