Seguimos potenciando lo que consideramos que va a funcionar en el segundo semestre como la banca, la telefonía y algunos valores energéticos. Y, de entre ellos, los cuatro grandes blue-chips de nuestra Bolsa: Santander, Telefónica, Iberdrola y Gas Natural.
Accedemos a la corrección del último tramo que nos lleva a una nueva fase que se verá impulsada por los resultados empresariales que se esperan positivos.