En su vuelta al parqué madrileño, la compañía tecnológica se desploma un 25% hasta los 0,45 euros por acción. Se ha retrasado casi una hora respecto a las 11 de la mañana, momento en el que tenía prevista la CNMV levantar su suspensión ante la imposibilidad de cuadrar las órdenes de compra y venta. 

Esta suspensión se producía después de que la compañía haya presentado en el Juzgado Mercantil de Madrid preconcurso voluntario de acreedores
. En concreto, se ha acogido al artículo 5 bis de la Ley concursal, que abre la vía para negociar con los bancos antes de suspender pagos.

Amper pretende conseguir en los cuatro meses extras concedidos por el artículo 5 bis de la Ley Concursal, "un plan de recapitalización de la empresa que garantice la continuidad de la actividad industrial del grupo en España".

La compañía se muestra confiada en su capacidad de llegar a acuerdos en un marco temporal más amplio que el inicialmente fijado con los grupos inverosres con los que ha mantenido negociaciones, pero sin descartar otras posibles alternativas a efectos de conseguir, en el plazo concedido por el artículo bis de la Ley concursal, dicho plan de recapitalización.

El 'preconcurso' permite a una empresa reconocer ante un juez su situación de insolvencia y contar con un máximo de cuatro meses para pactar un acuerdo de reestructuración de deuda con los bancos que le evite declararse en concurso.
Por tanto, el grupo industrial ha comunicado esta decisión "a la vista de la prolongación de las negociaciones con los grupos inversores que plantearon en su momento ofertas no vinculantes, teniendo en cuenta la situación financiera y la previsión de tesorería de la Sociedad, y a la vista también de la mejora de los resultados de explotación del grupo".

De esta manera, el Consejo de Administración de la Sociedad ha acordado preservar los logros conseguidos hasta ahora después de un esfuerzo, que ha durado más de un año, de reducción de costes, de enajenación de actividades no estratégicas y de saneamiento financiero.


A esta hora, entre gran volatililidad,Amper ha vuelto a cotizar tras dos horas 'oficialmente' suspendida. Poco a poco van remitiendo las ventas, pero su vuelta al mercado continuo se producía con una caída del 25%. 


Amper cerró el pasado viernes en los 0,6 euros por acción, con una subida del 5,26% dentro del mercado continuo


“Apúntate a nuestras alertas de cambio de ciclo bursátil de Amper”