La perspectiva sigue siendo bajista “ya estábamos fuera de activos de riesgo desde marzo, creemos que sigue quedando algo más de recorrido a la baja”, reconoce Damián Querol, director de análisis de Banco Gallego.
Como mínimo hasta el día 17. Es cierto que “el mercado se mueve por factores políticos, desde nuestro punto de vista está influenciado por problemas políticos lo que provoca que hasta el 17 de junio tengamos un alta volatilidad en los mercados”. Ayer apareció la noticia de ayuda a la banca, “las valoraciones empiezan a ser razonables pero hasta que la prima de riesgo no se frene no se pueden tomar posiciones con perspectiva de medio plazo. Es cierto también que con esta presión que se está ejerciendo en todos los periféricos, las encuestas en Grecia están posicionando por delante al partido de Nueva Democracia que es proEuropa”. Es cierto que están cambiando las perspectivas y esto para el euro puede ser bueno.

Respecto a la rentabilidad del bono español, Querol reconoce que “el 7% es a largo plazo muy complicado de sostener, nos estamos financiando 600 puntos básicos por encima de Alemania que está consiguiendo unidad fiscal, financiarse a mínimos históricos, tener un poder importante”. De ahí que los eurobonos, que serían la gran solución, no los quiera porque prefiere hacer pactos bilaterales y esa situación seguirá, como mínimo, hasta que pasen las elecciones.

Alemania tiene recursos suficientes y de sobra para impulsar estrategias de crecimiento y parar la prima de riesgo, de una forma relevante. “Es la sensación que tenemos. En cualquier momento el BCE podría parar la situación, no lo hará si Alemania no lo permite, y por tanto se puede llegar a un extremo de presión importante antes de volver a dejar tranquilidad”.

Efecto contagio

Este experto admite en Radio Intereconomia que “los viajes que estamos viendo por parte del gobierno, se está preparando una posible solución en el futuro que no venga sólo de Europa. Merkel apoya las medidas de España pero no al sistema bancario, con lo que por ahí puede seguir la presión”. Es cierto que el hecho de que se ralentice la economía a nivel mundial, haga que tengamos Quantitative Easing en Usa y bajada de tipos en China, como una de las formas para inyectar dinero en la economía”.
Hasta mitad de junio resolución del problema en Grecia, con mucha volatilidad, a continuación podría seguir la presión por la ralentización de la economía a nivel mundial para en septiembre/agosto tomar medidas de políticas monetarias a nivel mundial.