La gestora de los aeropuertos españoles obtuvo el año pasado un beneficio de 833 millones de euros, lo que supone un avance de un 74,2% con respecto a 2014.
 
La cifra, además, es mejor que lo que estimaba el consenso, que esperaba ganancias de 761 millones de euros. La mejora se ha producido tanto por la evolución del negocio como la disminución de gastos financieros derivados de las expropiaciones.

Los ingresos de Aena aumentaron algo más de un 11%, hasta 3.517 millones de euros, también mejor que las previsiones del consenso que avanzaban ventas de 3.489 millones de euros.

resultados de aena


La mejora de las cuentas se ha producido gracias a un aumento de un 5,9% del tráfico de pasajeros por los aeropuertos gestionados, entre ellos el del británico Luton, que ha pasado a formar parte del perímetro. El aeropuerto londinense ha incrementado las ventas en algo más de 200 millones de euros.

En España, el aeródromo que ha experimentado un mayor incremento en el número de pasajeros ha sido el de Adolfo Suárez-Barajas, en Madrid gracias al tirón de líneas como Ryanair, Vueling e Iberia.
Además, también se han incrementado los ingresos comerciales y por servicios fuera de la terminal gracias a la mejora de las condiciones contractuales y las acciones comerciales.

Tras estos resultados, el consejo de Aena va a proponer a la junta de accionistas la aprobación de un dividendo de 2,71 euros por acción, la cifra que corresponde a un payout del 50%.

En las cuentas también podemos ver un aumento de flujo de caja operativo de un 21%, hasta 1.629 millones de euros y una reducción de la deuda financiera hasta 9.400 millones de euros.

aeropuertos