AENA celebra hoy su último consejo de administración antes de la esperada aprobación, por parte del consejo de ministros, de la operación. Si todo sale según lo previsto, el 11 de febrero la compañía tocará la campana de la Bolsa de Madrid. 

Día clave para AENA que comienza la recta final para su estreno en bolsa el próximo 11 de febrero. Hoy celebra su último consejo de administración y lo hará con la presencia de los tres representantes del núcleo duro – Ferrovial, Corporación Financiera Alba y CIF- que adquirieron el año pasado el compromiso de comprar el 21% del gestor aeroportuario.

Ahora toca ocupar de nuevo sus asientos después de que, tras la suspensión de la operación el pasado 24 de octubre, ambas compañías tuvieran que abandonar AENA. Tal y como informa Expansión, este consejo lo conformarán Juan March de la Lastra, Vicrepresidente de Banca March y Corporación Financiera Alba, con el 8% del capital; Jordi Gil, Consejero delegado de Ferrovial que controlaría el 6.5% del gestor aeroportuario y Christopher Anthony Hohn, representante de CIF y con el 6.5% del capital. Con la privatización parcial de la compañía, el órgano gestor pasará a estar formado por 15 consejeros.

Accionariado de AENA


El lunes, inicio del road show 

Hoy además será el día en que EY entregue la confort letter - escrito que exigen los bancos colocadores para eximirse de la responsabilidad frente a terceros – y a partir de ahí, todo vendrá rodado. Salvo sorpresas. El viernes se aprobará la operación en consejo de ministros y a partir de ahí, la CNMV deberá aprobar el folleto para, a más tardar el lunes, comenzar un road show para captar inversores. La cita comenzará el lunes en la bolsa de Madrid ante 100 analistas. El martes, se hará de forma internacional – con visitas a París, Londres, Francfort en tanto que la siguiente el destino será Nueva York.

Días antes del 11 de febrero se fijará el precio la OPV – se estima entre 42.5 y 53.5 euros – lo que supondría que el Estado ingresaría entre 3050 millones y 3.932 millones de euros. Eso, siempre y cuando no se suba la valoración de la compañía, tras las recientes cuentas publicadas. De hecho, la mayoría de las entidades han elevado su valoración del gestor aeroportuario.  Beka Finance, por ejemplo, elevó en más del 37% su valoración inicial hasta los 6658 y 8025 millones.