La noticia no es una novedad, pero ha sido confirmado por el director general corporativo del grupo, Ángel García Altozano. Esta venta, paralizada desde hace años, ha vuelto a ser reactivada una vez aclarada la incertidumbre regulatoria en España
.

Los activos renovables de ACS en España están formados por parques eólicos e instalaciones fotovoltavicas que suman unos 1.000 megavatios (MW) de potencia (unos 778 MW ubicados en España).

Aunque
el precio es una incógnita, los expertos calculan que ACS no conseguirá más de 500 millones de euros por los activos, aunque tal vez lo más importante para el grupo sea reducir la deuda asociada a los mismos.

ACS realizó en el ejercicio 2012 una provisión de 300 millones de euros por el deterioro de estos activos renovables y otra de 200 millones en 2013.

Por otra parte, después de que se hayan calmado las turbulencias por la crisis de Banco Espírito Santo, ACS tiene previsto estrenarse en el mercado de deuda corporativa.

Para ello, prepara una emisión de bonos por valor de 500 millones de euros, que podría concretarse próximamente.

Alerta de cambio de ciclo de ACS