La constructora que preside Florentino Pérez ganó 574 millones de euros en los primeros nueve meses del año, lo que supone una mejora de un 4% con respecto al mismo periodo del año anterior. 
La mejora de las cuentas de la compañía se ha producido gracias a la evolución del negocio internacional, que contribuye ya más con más de un 82% de las ventas.

Los ingresos de ACS subieron un 3,6% más desde enero, hasta alcanzar los 26.366 millones de euros en el periodo. De hecho, la empresa se ha beneficiado de la buena evolución del dólar con respecto al euro. La propia entidad apunta que “el importante crecimiento experimentado en América del Norte y la revalorización del dólar frente al euro han permitido aumentar la facturación del Grupo en este mercado, que ya representa el 39% de las ventas, mientras que Europa alcanza un 25% de las ventas, Australia un 18%, Asia un 11% y América del Sur un 6%.”

ACS beneficios

La cartera a septiembre de 2015 ascendía a 64.761 millones de euros, mostrando un crecimiento del 3,7% respecto a septiembre de 2014 gracias a la fuerte contratación del Grupo en Estados Unidos y Australia, y manteniendo una distribución geográfica similar a las ventas.

Explican en la empresa que el EBITDA aumentó un 4,7%, hasta 1.816 millones de euros, aunque la cifra está afectada “por la desinversión de los activos renovables por parte de Servicios Industriales en el primer trimestre de 2015, por lo que sin considerar la contribución de estos activos de energía renovable en ambos ejercicios, el EBITDA hubiese crecido un 16,7% en los primeros nueve meses de 2015”.

Por áreas de actividad, el beneficio neto de Construcción es el que más crece, en concreto un 28,1%, si se ajusta por los gastos de reestructuración. Por el contrario, el área de Servicios Industriales cae un 15,9% por la venta de los activos de energía renovable realizada en el primer trimestre de 2015.

desglose de ventas


Hay que señalar que la deuda del grupo se ha reducido casi un 34% con respecto a hace un año y se sitúa en 3.880 millones de euros, un 33,9% inferior a la de septiembre de hace un año. El ratio de endeudamiento se sitúa en 1,5 veces sobre el EBITDA estimado para 2015.
evolución de la deuda