Las ayudas correspondientes al Plan de Vehículos Eficientes del Instituto Energético de Galicia (Inega), cuya cuantía máxima alcanzarán los 7.000 euros por subvención, y que tienen como objetivo potenciar y renovar el parque automovilístico gallego e impulsar una mayor eficiencia energética en el sector del transporte, pueden solicitarse a partir de hoy. De este modo, el Inega destinará una cuantía inicial de 500.000 euros, con los que se conseguirá "disminuir el impacto ambiental" mediante la promoción de la compra de vehículos nuevos menos contaminantes, y se potenciará una mejor diversificación energética para reducir la dependencia del petróleo.