Hablamos con Ricardo Comín, Director para España y Latinoamérica de Vontobel, sobre el fondo Vontobel Fund TwentyFour Absolute Return Credit, que es un fondo pensado para buscar la volatilidad en niveles moderados. Los bonos británicos generan una rentabilidad mayor por el Brexit, según Comín. 

Invierten al menos 2/3 de sus activos en valores de renta fija con un enfoque europeo que incluye también a Rusia ¿cuál es la filosofía de este fondo?

En el fondo tenemos una estrategia de 2/3 de compra y mantiene con posiciones cortas para beneficiarse de la yield mientras está en proceso de compra, pero el 100% de la cartera es renta fija, y esos 2/3 están en un modo comprar y mantener.

Es verdad que compra en todos los países desarrollados, podría ir a Rusia pero actualmente no tenemos ninguna posición allí.

La baja volatilidad es una de las características del fondo, ¿es un producto pensado para el inversor más moderado o conservador?

El fondo se llama retorno absoluto del crédito porque invierte solamente en crédito y tiene dos objetivos: por una parte un objetivo de rentabilidad que es Euribor 250 puntos básicos, y el segundo es volatilidad por debajo de 3. Si tuviese que renunciar porque el mercado se pusiese muy difícil a uno de los dos objetivos, renunciaría al objetivo de rentabilidad porque lo que trata de mantener siempre es una volatilidad baja y lo que trata de obtener el fondo es maximizar el riesgo que toma, es decir, el objetivo que tiene el gestor del fondo es dar el mayor ratio de combinación rentabilidad/riesgo. Esto significa que con el riesgo que toma, consigue la mayor rentabilidad.

¿Por qué optan por bonos de inversión en un momento en el que la mayoría de las compañías optan por el high yield?

Lo primero porque como la volatilidad no puede ser mayor de 3, difícilmente se puede meter mucho en high yield. Por política del fondo no puede meterse nada por debajo de doble b, es decir, está en el tramo más alto de high yield. El fondo podría irse hasta un 33% de doble b pero es muy difícil que tenga más allá de un 10% porque la volatilidad no puede subir por encima de ese 10%, por eso hay que buscar yield, cupones o retornos en la parte investment grade que ahora mismo no está fácil, pero el fondo el año pasado fue capaz de conseguir una rentabilidad cercana al 4% y el año anterior cercana al 3,8%.

Tienen una alta exposición a Reino Unido, ¿los bonos corporativos de este país siguen abonando rentabilidades mayores tras el Brexit?

Efectivamente, como he dicho no es fácil encontrar ahora mismo retornos o yields en el mercado de renta fija europeo y en general en todos. Donde más remuneración o recompensa estamos encontrando es en este caso en los bonos de compañías inglesas. Somos conscientes de que las compañías inglesas van a tener un coste importante por el Brexit, van a tener que deslocalizar, despedir… y eso es coste, pero el coste habitualmente impacta directamente en la rentabilidad de la compañía o en los beneficios y eso al final afecta más al equity o renta variable, nosotros buscamos compañías que no se vean afectadas tanto como para poder llevar un default. Como todo lo que huele a Brexit tiene una prima de riesgo mayor, nos estamos beneficiando de ella.

Tienen alta convicción en Europa, ¿ven interesante exponerse a compañías italianas, portuguesas o griegas por el repunte de la incertidumbre política?

Ellos tienen una herramienta que analiza el ratio de sharpe, y cuando un bono entra dentro de un ratio de sharpe optimo, les avisa el sistema para decidir si lo analizan o no. No están haciendo apuestas sobre países, están apostando sobre compañías. Si las compañías pueden no verse afectadas por este escenario de incertidumbre política, ¿por qué no? Si ha saltado la alarma en cuanto al ratio de sharpe que se basa en tener una rentabilidad interesante asumiendo un riesgo moderado.

El fondo tiene alguna rentabilidad objetiva

Sí, la rentabilidad objetiva es Euribor +250, no tiene índice contra el que se mide, pero tiene esa rentabilidad objetiva y cuenta con una volatilidad máxima del 3%, que es muy baja en torno a los bonos corporativos de grado de inversión, en la parte más baja de riesgo de ese tipo de bonos.