Si observamos los gráficos diarios de los tres índices más representativos de Estados Unidos, podremos ver una figura de cambio de tendencia en forma doble suelo en el S&P 500 y en el Dow Jones, y un patrón de vuelta en forma de "V" en el Nasdaq 100.


El S&P 500 ha marcado durante  el último mes un doble mínimo justo en el soporte situado en torno a 1.800 puntos, mientras que hasta el día de ayer, estaba marcando los máximos justo en el nivel de retroceso 50% Fibonacci, del último impulso bajista que se inició a principios de año, situado en la zona de los 1.940 enteros.
Entre ambos niveles, las cotizaciones han dibujado un doble suelo de manual, que se confirmó ayer tras la ruptura de los 1.940 puntos.

 
En el gráfico diario del Dow Jones, podemos ver cómo la clavicular de la figura de doble suelo que realizó después de marcar dos mínimos consecutivos en el soporte semanal situado en 15.500 puntos, fue superada recientemente.
Observen, cómo después de la ruptura del nivel técnico que confirma el patrón de precios de cambio de tendencia, realizó el típico movimiento de retroceso para tantear el nivel recientemente superado, conocido habitualmente en el argot como Throw Back. A continuación, se inició un nuevo impulso alcista que le ha llevado a encadenar tres jornadas consecutivas de subidas.

 

El índice tecnológico Nasdaq 100, está realizando otra figura de giro o cambio de tendencia conocida en Análisis Técnico como vuelta en "V" ascendente. Estas formaciones son muy frecuentes verlas en fondos o suelos de mercado y muestran una fuerte caída de las cotizaciones seguida por una rápida recuperación de las mismas.
En este caso, el nivel a superar para que empiece a confirmarse el patrón de precios alcistas son los 4.300 puntos, un nivel que está poniendo a prueba en estos momentos el futuro del Nasdaq 100.
  
David Pina
Analista Colaborador de ActivTrades.