- En el acumulado del año el Nasdaq 100 sube casi un 16%, por las caídas del Dow Jones, en torno al 10% y del S&P 500, que superan el 4%. ¿Qué destacaríais de los principales índices de Wall Street?

Carlos Gil: En principio cabría destacar que existe un divorcio entre bolsas y realidad. Hay tres aspectos importantes a tener en cuenta. En primer lugar, los índices de las bolsas no reflejan la realidad de las acciones que los componen. Al estar ponderados por capitalización están sesgados. Si intentamos explicar esto, lo que podemos decir es que los FAAMG desvirtúan el S&P 500 porque tienen una ponderación elevadísima. Entre ellos, están por encima del 20%. En el caso del Ibex 35, los bancos distorsionan el índice. En Alemania, la automoción. En segundo lugar, las acciones están distantes de la realidad. Esto se debe a que los mercados, de alguna manera, están falseados. Si los precios de los bonos del gobierno y corporativos de EEUU han sido fijados por los bancos centrales, ¿por qué alguien podría esperar que las acciones tuvieran un precio racional?

Tercero, las políticas de los bancos centrales y gobiernos están creando un riesgo inmoral porque se está obligando a los inversores a comprar; a los bancos, a prestar y a las empresas moribundas a emitir deuda. Esta situación no quita para tener que mirar la evolución de los índices para hacernos una idea de lo que está pasando.

En el futuro del S&P 500 y del Nasdaq, vemos que la situación está formando una zona de lateral el S&P 500. Lo que se está produciendo es un proceso de ajuste entre ambos índices, debido a las divergencias que hemos comentado en otras ocasiones. El futuro del S&P 500 realizó un máximo, sin llegar a superarlo, mientras que en el caso del Nasdaq sí ha sido superado con cierta holgura. Lo que se produce es una divergencia bajista de grado mayor que está ajustándose en estos momentos.

En el caso del futuro del S&P 500, perdió en la sesión del viernes la media de 200 y ahora vemos que está cotizando justo por debajo. Veremos si rompe o no rompe. Los mercados también están un poco distorsionados por los rebalanceos trimestrales que se están produciendo en los grandes fondos de inversión.

- En Europa, el Ibex 35 cae un 23% desde enero, siendo el descenso más abultado entre las principales bolsas europeas. ¿El selectivo español seguirá teniendo un peor comportamiento?

C.G.: Probablemente sí, por la situación de los bancos. Los sectores bancarios volvieron a meterse debajo de la zona de los 250 en el SX7R y en el SX7E, debajo de los 62,45. Deben de salir de ahí. Si nos fijamos en los dos bancos más importantes del Ibex 35, vemos que se han vuelto a meter por debajo de niveles importantes y en zona de lateral.

En Europa, en el futuro del DAX y del Euro Stoxx tenemos un caso muy similar al del S&P 500 y del Nasdaq. El Dax se sitúa por debajo de la media que debería de romper. Están en proceso de reajuste debido a divergencias respecto a niveles que dejaron en las caídas del crash.

E el caso del índice IBEX 35, se ha vuelto a meter por debajo del 7.210, que es un nivel muy importante. Hay que vigilar la referencia de  7.069, que no la pierda porque si no entraría de nuevo en el lateral en el que estuvo desde marzo. Continuará atascado ahí durante un tiempo. Vemos que el índice Ibex 35 está rezagado y pueda continuar así durante bastante tiempo hasta que no desaparezca en alguna medida la incertidumbre que hay en los mercados actualmente.

 

- En anteriores semanas, hemos hablado de sectores como el tecnológico, de la salud o las utilities, como aquellos más atractivos. ¿De cara al segundo semestre también veis en oportunidades en ellos? ¿Dónde no hay que estar?

Mónica Triana: Hay dos sectores bastante claro donde creemos que no es demasiado prudente estar. En EEUU la semana pasada todos los sectores terminaron en negativo. Hay dos de ellos que están claramente más afectados que son el sector energético y el sector financiero. El sector energético la semana pasada perdió alrededor de un 7,73% porque hay compañías petrolíferas tan importantes como Exxon o Chevron que bajaron muchísimo. De hecho, hay una compañía, Chesapeake, que fue pionera (fue porque acaba de presentar quiebra) de esquisto bituminoso en EEUU. Esto ocurre porque a pesar del alza d los dos últimos meses. Desde comienzo de año, la bajada ha sido impresionante. Del orden del 95% sin tener en cuenta esos momentos del vencimiento de abril donde cotizó en negativo. Desde ahí ha subido mucho. Desde el mínimo del 20 de abril en 6,70 hasta 38,73 la subida es importante. Pero, aún tenemos que tener en cuenta que todo el tramo está a un nivel un 55% menor que cuando comenzó el año. Y eso es lo que hace que el sector de energía, tanto en EEUU como en Europa, sea realmente muy complicado.

Aquellos sectores en los que sí merece la pena estar presentes son el tecnológico, de comunicación y discrecional en EEUU. Por ejemplo, si miramos el gráfico del Google, durante la pandemia se vio afectado pero se ha recuperado y está bastante cerca de los máximos anteriores. En el caso de Amazon, la crisis le afectó pero les ha favorecido mucho. Han aumentando sus ventas de manera bastante consistente y ha llegado a superar los niveles previos.

Además, con los nuevos contagios que están surgiendo en algunas zonas del mundo, previsiblemente es un valor que podría continuar subiendo.

En Apple pasa exactamente lo mismo. De hecho, parece el mismo gráfico. Hay una bajada importante pero la recuperación es muy clara. Son estos valores, junto con Microsoft, los que han llevado al S&P 500 hacia arriba. Todos ellos se encuentran en situaciones parecidas. En estos casos, al haber superado los máximos anteriores, entrar en ellos tiene su riesgo. Podríamos esperar alguna corrección basándonos en niveles relevantes como máximos anteriores y en retrocesos de Fibonacci para encontrar zonas interesantes en las que entrar.

En el caso de Facebook también vemos que se llegó a superar los niveles previos a la pandemia, pero la última semana ha hecho una envolvente bajista porque varias compañías, como Unilever, Disney o Verizon, acusan a la red social de no ser todo lo contundente que debería ser contra los mensajes de odio que dejan en sus redes sociales.

Verizon, que a pesar del último tramo del gráfico, es una compañía que está en tendencia alcista desde hace muchos años, debemos vigilar el momento en el que está puesto que en gráfico semanal ha ido a reposar en un nivel muy importante como es la media de 200. Si lo perdiera deberíamos estar pendiente de que no pierda los 48,80 porque podría acelerar su caída. Home Depot, del sector consumo discrecional, también es otro de los valores que está en tendencia alcista. Es otro de los valores interesantes para al menos tenerlo en consideración.

En el mercado español, vuelve a haber dos valores  que continúan siendo interesantes que son Cellnex e Iberdrola. Cellnex pertenece al sector telecomunicaciones e Iberdrola al de utilities. Cellnex tuvo un impulso bastante acelerado para hacer un máximo el 17 de febrero, es decir previo al crash, en 49,18. Con el crahs corrigío hasta un poco por debajo del 50% de retroceso de Fibonacci. Desde ahí continuó al alza para marcar un máximo en 54,20. Si este máximo se mantuviera, vigilar un retroceso hacia máximos anteriores que coincide con el 23,6 de Fibonacci, aunque es el menor de los niveles, puede ser un punto para sumarnos a la tendencia.

En cuanto a Iberdrola, la situación es parecida. De toda la bajada ha recuperado el 61,8, lo que es muy importante, pero no termina de despegarse demasiado. Si continúa subiendo, casi con toda probabilidad irá a buscar máximos históricos de 11,45. Sería interesante seguir todos estos valores de cerca porque nos pueden ofrecer alguna posibilidad.

- El euro se mantiene en torno a los 1,12 dólares, ¿podría terminar el año con paridad en el cambio?

C.G.: Quizá sea todo lo contrario, es probable que el dólar sea quien se hunde y esa es una de las hipótesis más importantes de grandes analistas. Pero todo va a depender de las políticas monetarias y fiscales por parte de los bancos centrales y gobiernos. Desde que se ha reducido un poco el balance de la Fed las bolsas han tendido a caer y , por el contrario, el dólar se ha recuperado frente al euro. Tras una caída desde 2018, perdió la media de 200. Hubo una caída muy fuerte que le llevó al par eurodólar al 1,06. Y luego se ha producido un rebote. En el gráfico semanal nos encontramos con la media de 200 por encima de la cotización, lo que va a actuar como resistencia. Podría ser que se produjese la rotura y entonces ver niveles de 1,18/1,18. Tanto no me atrevería a decir porque las políticas de la UE también tienen que ir en la misma línea. En el resto de países también va a suceder lo mismo. Lo que sucede es que esa cantidad de dinero que se está imprimiendo por parte de la Fed puede perjudicar al dólar seriamente.

El investigador principal de la universidad de Yale, que fue presidente de Morgan Stanley Asia, hizo una advertencia hace unos diez días que decía que el dólar estadounidense puede estar llegando a su fin y pronosticó una disminución del 35% del dólar respecto al resto de divisa y que además s e iba a producir en un espacio breve de tiempo. Nuestro punto de vista es que tiene que pasar en primer lugar el eurodólar la media de 200. A partir de ahí ya veremos. De momento, está alcista.

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información