- El S&P 500 está en máximos históricos... ¿cree que podemos vivir un rally en estas dos últimas semanas del año en el resto de índices?

Es la pregunta del millón, la renta variable estadounidense está en máximos históricos fundamentalmente porque no hay alternativa real a la renta variable habida cuenta que el mercado de renta fija está totalmente tomada por los bancos centrales y por tanto si quieres buscar alfa debes estar en renta variable. Sin embargo, con las cotizaciones actuales con los PER que lucen algunas compañías norteamericanas resulta complicado ver cierto recorrido, si a esto añadimos que la retirada de estímulos monetarios en EEUU se adelanta a marzo y a partir de ahí se inicie la subida de tipos hace que Wall Street este en un dicotomía si todavía queda recorrido al alza o si tenemos que estar pendientes porque van haber retrocesos en los mismos. Lo que se ve en las bolsas es que hay que elegir muy bien las acciones, para ver qué compañías lo pueden seguir haciendo bien con la incertidumbre que tenemos para el año que viene. 

- ¿Cómo ve al Ibex 35 en ese sentido?

El Ibex 35 frente a los índices europeos y norteamericanos tiene un problema muy serio por el sesgo que tenemos hacia compañías que lo hacen mal, por ejemplo el sector turístico que tiene un cierto peso en el selectivo frente a otros países que tienen quizá un composición más diversificada hacia otros sectores. Nos ocurre lo mismo con el sector bancario que también tiene un peso importante y ha lastrado a la bolsa española y no tengamos, por ejemplo, ningún valor tecnológico como pueda ser Nvidia, Netflix o Apple. El Ibex 35 lo podrá hacer bien cuando la economía realmente despegue, pero mientras tanto vamos a estar penalizados frente a otros índices.

- Los bonos reducen su rentabilidad... ¿cree que hay que reducir peso en cartera a los bancos o el entorno de subida de tipos hace que sean interesantes?

En el caso de los bancos el entorno de subidas de tipos los podría hacer interesantes, lo que pasa es que el entorno de subida de tipos no se va a dar en Europa, va a ser en EEUU. Pero claro de ser interesante sería interesante comprar Goldman Sachs, Citi, Bank of America más que bancos españoles y europeos. En EEUU van a empezar a subir tipos de interés en 2022, mientras que en Europa como mínimo no se empezará a elevar el coste del dinero en 2023. Por tanto, a la banca europea aún le costará y tendremos que digerirlo. La banca española subirá si la economía española sube al ritmo previsto y no se queda por detrás como ha ocurrido este año.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

- ¿Cómo ve al sector turístico español en este contexto de temores ante la variante ómicron?

Lo veo complicado. Desde los precios de derribo que estaba el sector español, y en general en todos los países, sólo podía subir sobre todo cuando llegáramos a una cierta normalidad, pero ahora con el ómicron que es extraordinariamente contagioso volvamos a una normalidad más restringida. Todo apunta que ómicron no va a ser tan contagiosa como la variante delta y esto va a hacer que superemos esta crisis con mejores perspectivas pero queda claro que los resultados no van a ser los que se esperaban en la campaña navideña y probablemente en el primer y segundo trimestre del año que viene. Considero que es un sector de muy alto riesgo y hay que tener una de dos: miras a muy muy largo plazo o ser de los que considera que volvamos a la normalidad antes de lo realmente creo que va a suceder.

- ¿Qué valores del Ibex 35 ve más interesantes en este momento? 

Dentro del Ibex 35 vería interesante comprar acciones Repsol en el hipotético caso de que el precio del crudo se vaya a 100 o 120 dólares como considera Goldman Sachs para 2023 y para ello también necesitamos que la economía crezca y valores como pueda ser Inditex, que ahora está en boca de todos, porque entiendo que la digitalización que ha realizado y el incremento de consumo en los próximos trimestres puede llevar al beneficio prepandemia. Otras empresas que lo pueden hacer bien son Endesa o Red Eléctrica que son empresas muy seguras, que reparten un buen dividendo y en un contexto de incertidumbre lo pueden hacer mejor que el conjunto del sector.

- ¿Cuál es su visión sobre el mercado del petróleo?

Ahora mismo el petróleo está totalmente politizado, e independientemente de la oferta y la demanda que hay de los mismos, entre EEUU y sus socios como pueda ser Japón, Corea del Sur, la India por intentar bajar el precio del crudo y mejorar los datos para intentar tener una inflación más sostenible y por otro lado estaría la OPEP con sus socios como Rusia que lo que intentan es maximizar el rendimiento que pueden sacar a su petróleo elevando el precio. EEUU puso 50 millones de barriles de sus reservas para bajar el precio, mientras que la OPEP+ contestó diciendo que en ese contexto ellos pueden reducir la oferta del crudo para mantener un precio alto. Ahí tenemos una lucha por intentar fijar un precio que puede acabar en una batalla geopolítica entre estos dos bloques para ver cómo se normaliza la situación. En el contexto actual si ómicron reduce el comercio y el tránsito internacional como ha pasado en los puertos de China puede hacer que la demanda caiga, y el efecto de los 50 millones de barriles de petróleo que EEUU ha puesto en el mercado no fuera necesario, y el precio del petróleo se ajuste. Si ómicron no es tan pernicioso podemos vernos otra vez con precio del petróleo al alza y que en regiones como Europa la inflación siga por encima de lo previsto.