Diego Jiménez, responsable de renta variable de Deutsche Bank, explica cuál es la situación actual de los mercados y comenta el momento por el que atraviesan algunos valores.
¿Qué le han parecido los resultados de Apple? ¿Sería oportunidad para el largo plazo?

Lo más interesante de los resultados al margen de lo anecdótico, que no deja de ser una gran noticia el batir por un 20% a los anteriores mejores resultados de la historia que eran los de Exxon Mobil en 2008, nos fijamos en dos cosas. Efectivamente el número de smartphones, de iphones 6 vendidos es mayor del esperado, las ventas en China realmente se han duplicado en este último año y eso son dos cosas que son francamente buenas. El problema es que los precios a los que ahora mismo cotiza Apple está descontando ese crecimiento. Esto hace que el guidance que han fijado ellos para el próximo trimestre no sea sorprendentemente alto sino que esté en la parte más alta del rango que los analistas esperaban y eso va a hacer que las subidas de la cotización de Apple tampoco sean espectaculares. Nosotros pensamos que sigue siendo un pedazo de empresa espectacular, pero realmente a los precios a los que cotiza ahora mismo no vemos excesivo potencial.

¿Qué podemos decir de los resultados de Twitter?

Si nos fijamos en los números puros y duros realmente los resultados fueron muy buenos. Elevaron un 0,57% su beneficio. El tema es que realmente no tiene todavía monetizado ese gran negocio que tiene entre las manos y sobre todo no se ve claro como monetizarlo. Lo que menos nos gustó e hizo que las acciones bajaran en el mercado after hours fue que el número de usuarios captado en este último trimestre aumentara solo en un 11%. Y ese es un ritmo con el que con todas las inversiones publicitarias al mercado le ha sabido a poco. Personalmente hasta que no vea como monetizar esos miles de millones de usuarios como pasó en Facebook todavía no veo posibilidades de inversión.

¿Podríamos ver al Ibex 35 por encima de los 11.000 puntos a final de año después de las palabras de Mario Draghi?

Sin duda las palabras de Draghi ayudaron mucho. Lo que indica es una predisposición a ayudar a políticas que alejen la deflación y que impulsen el crecimiento. Ahora además de palabras necesitamos que haya hechos en diciembre y que haya algo más de actividad. Que se vea que fluya el crédito, que las economías crezcan y que las empresas noten este crecimiento y presenten mejores resultados, además de mejores estimaciones. Sin eso va a ser muy difícil superar barreras psicológicamente importantes como pueden ser los 11.000 puntos del Ibex 35. En España además tenemos esos componentes añadidos de nuestra exposición a Brasil, que realmente está haciendo mucho daño a muchas empresas por la recesión en la que se encuentra el país iberoamericano y también esa incertidumbre que trae las elecciones generales, porque ya sabemos que a los mercados no les gusta mucho las elecciones ni los cambios. Lo vamos a tener difícil pero que duda cabe que las semillas están puestas para que todo esto mejore.

Después de los resultados de Red Eléctrica, ¿sería atractiva para entrar a los niveles a los que está cotizando en estos momentos?

Sin ninguna duda. Nosotros la hemos tenido en cartera desde hace más de un año. Además de la rentabilidad por dividendo ha tenido un comportamiento excepcional en estos últimos meses principalmente por esto. Creo que hay mucho dinero que con este entorno de tipos bajos se está acercando a la bolsa y lo hace a compañías del tipo de Red Eléctrica. Compañías totalmente reguladas con un panorama regulatorio muy limpio puesto que esa regulación se ha terminado hace muy pocos meses y con una rentabilidad por dividendo alrededor del 4%, con posibilidades de que el payout se eleve y esa rentabilidad suba, además de los números que ha presentado con muy buena pinta, que duda cabe que es un valor que es atractivo en estos momentos.

¿Y Abertis?

Es un valor que también es muy interesante por rentabilidad por dividendo. La verdad es que en el capítulo de ingresos nos ha gustado mucho el crecimiento del tráfico en las autopistas. Brasil es una piedra en el zapato de prácticamente todas las empresas que tienen intereses allí. El tráfico de vehículos pesados en las autopistas brasileñas ha caído de forma estrepitosa y esto hace que nos preocupe esa zona de Abertis. Pero luego con la salida a bolsa de Cellnex han tenido unos beneficios extraordinarios. Además han conseguido reducir deuda con lo que probablemente van a poder mantener la rentabilidad por dividendo que ahora mismo supera el 4,5%. Algo que es una inversión bastante buena en el entorno en el que vivimos.

Dentro del sector financiero ya han presentado cuentas Sabadell, Caixabank y Bankinter. ¿Qué balance podemos hacer? ¿Podría haber alguna sorpresa a partir de ahora?

Esperamos que si vienen sorpresas sean positivas aunque en el caso de Santander creo que van a ser más negativas por el tema de Brasil y por el coste de la campaña de captación de clientes de la cuenta 1,2,3. En cuanto a los que ya han presentado estamos un poco decepcionados. Esperábamos que hubiera mucho más ingreso normal, que vienen del préstamo de dinero con comisiones. Y realmente el crecimiento del margen de intereses, del margen bruto, no ha sido todo lo que esperábamos. Ahora además hay una amenaza latente en el futuro que está haciendo que las cotizaciones se frenen que es el tema de las cláusulas suelo. Eso es algo que todavía genera dudas. En cualquier caso seguimos esperando que el crédito fluya, que haya más ingresos que aumente los márgenes de los bancos y seguimos confiando mucho en BBVA aunque también Santander creemos que está en unos precios atractivos. Entre los domésticos quizá lo que más nos gusta es Bankia porque ha hecho muy bien los deberes, porque vemos una rebaja de morosidad y exposición a activos dudosos muy importantes. También que los rumores de que algún banco grande se pueda hacer con Bankia son siempre interesantes para el valor.

¿Se podría apostar por Repsol, Acerinox o ArcelorMittal con la situación de las materias primas?

De apostar por alguna de ellas lo haría por Repsol. Por trayectoria y por los múltiplos a los que cotiza. El grave problema que tenemos con las materias primas es que sigue habiendo muchos hefge funds tomando posiciones cortas, generando dudas e incertidumbre sobre el crecimiento mundial que luego no son tales. Cuando esas posiciones bajistas entren en el mercado con la fuerza con la que está entrando la volatilidad en el precio del metal, del crudo o incluso de las soft commodities va a seguir sufriendo y esto hace que realmente hasta que no se acerquen a mínimos incluso históricos no sea momento de invertir en ellas.