- La crisis provocada por el coronavirus, las elecciones en EEUU, las negociaciones sobre el brexit... 2020 está siendo un año de elevada volatilidad en los mercados. ¿Cómo pueden protegerse los inversores?

Es cierto que ha día de hoy la volatilidad sigue siendo alta, aunque desde el pico de marzo ha bajado bastante. Se utiliza en los mercados el índice Vix, un indicador que mide la volatilidad basado en el mercado bursátil norteamericano. Específicamente, es un índice que proyecta las perspectivas que tiene el mercado en cuanto a la volatilidad futura. Si miramos el Vix, el año lo empezó en 12 y llegó al 83 en el máximo del 16 de marzo. Desde entonces, hemos visto altibajos, con algunos picos en junio y septiembre. Hoy está alrededor de 30. Es un nivel bastante alto si lo comparamos con los últimos cinco años. En los últimos cinco años, niveles de 30 o algo superiores solo los hemos visto en 2018 un par de veces. Concretamente en el último trimestre de 2018, que fue nefasto para casi todos los activos de riesgos, momentos en que en EEUU estaban subiendo los tipos. Es verdad que estamos aún en niveles altos de volatilidad, aunque mucho más bajos que los vistos en marzo. Este año hemos vivido un cisne negro, es decir, un acontecimiento inesperado que tiene consecuencias a gran escala. Otros cisnes negros que hemos visto en la historia son los atentados del 11S pero también un virus, la gripe de 1918, erróneamente llamada gripe española, que provocó un impacto muy grande sobre la economía ya bastante devastada por la guerra.

De aquí a final de año no esperamos ningún cisne negro, aunque son imprevisibles. Lo que sí hay son más fuentes de volatilidad aún, que podrían provocar dudas. Se habla mucho de más estímulos, tanto en EEUU como en Europa, pero no están acordados. Noticias negativas al respecto podrían tener un efecto de ducha fría. Obviamente está el tema del brexit, que podría también en caso de un brexit duro, provocar cierta corrección en los mercados. Pero las más importantes, tal vez, sean las elecciones norteamericanas. Un resultado igualado entre los dos candidatos podría provocar cierto retraso y cierto conflicto. Se sabe que ese puede ser un tema importante y cuál es la opinión del presidente actual.

La pregunta es ¿cómo protegerse? Es decir, cómo encontrar unos activos que puedan, en efecto, actuar así. Nosotros recomendamos tener una cartera diversificada que tengan activos que puedan comportarse bien de verdad. Esto quiere decir, que ofrezcan correlaciones negativas. Es decir, que si la renta variable cae, el activo principal, los activos que protegen puedan subir o, por lo menos, no caer. Por eso hablamos de correlaciones negativas entre unos y otros. Hay muy pocos de verdad. Si repasamos las grandes caídas de los últimos años en los mercados (la gran crisis financiera de 2008, la crisis de la periferia del euro en 2011, la de los países emergentes entre septiembre de 2014 y 2015, la de finales de 2018 y obviamente la del coronavirus este año). Hay muy pocos activos que se han defendido bien en todas estas crisis: la deuda pública China, la deuda pública de EEEUU, el oro y la deuda pública de la zona euro, sobre todo la de alta calidad.

Incorporar esos activos tiene sentido si uno quiere tener protección en contextos de volatilidad. La forma más fácil para un inversor es un fondo de inversión. Hay fondos de inversión que pueden dar acceso a todos estos activos. Hay muy pocos fondos que invierten en deuda pública China, mientras que sí hay un abanico amplio de fondos que invierten en deuda pública américa y de la zona euro. En Eurizon ofrecemos fondos de deuda publica americana y de la eurozona, fondos cinco o cuatro estrellas que se han comportado muy bien a través de los tiempos. La forma de protegerse de la volatilidad es incorporar estos activos dentro de una cartera, porque son activos con correlación negativa en situaciones de mercado extremo.

- Cuentan con el Eurizon Fund Absolute Prudent, un fondo pensado para proteger las carteras precisamente en momentos de alta volatilidad. ¿Cuál es la filosofía de inversión del fondo? ¿Y su objetivo?

Especial Megatendencias de Inversión
El nuevo orden internacional vira hacia las megatendencias empresariales y de inversión. Descubre el futuro para los inversores.

Lanzamos el fondo Prudent en 2008 y, por lo tanto, ha vivido muchas situaciones de mercado complicadas. Es de los pocos fondos que ha conseguido estar en positivo en estos momentos tan extremo de mercados que he mencionado antes, incluso este año con el virus, con baja volatilidad además. Una volatilidad que ha girado en torno al 2%. Hay muy pocos fondos que pueden o que han conseguido hacer esto, defendiéndose en mercados complicados.

La filosofía es, aportar protección en mercados bajistas y volátiles y estabilidad en mercados alcistas. Es un fondo diseñado para proteger carteras y esta es la preocupación principal de los dos gestores. El fondo está sometido a muchos escenarios de estrés, unos 22 test en total. Están siempre mirando la contribución de riesgo cada posición en el conjunto de la cartera. El fondo se plantea como una protección contra cisnes negros y riesgos de cola. Los riesgos de cola es lo que llamamos en finanzas un riesgo adicional de un activo o cartera de activos se mueva más de tres desviaciones estándar de su precio actual.

El fondo está pensado para proteger contra esto. Para tener mayor flexibilidad se decidió que no tuviera un índice de referencia. El objetivo es ofrecer baja volatilidad en mercados que son muy volátiles. Es un fundo de retorno total multiactivo, que quiere ofrecer rentabilidades positivas en cada situación extrema o complicada, o simplemente en un ciclo de mercado normal. Para conseguirlo, se puede poner largo o corto en los principales activos, puede vender un futuro sobre índices de renta variable americana o utilizar una put, derivados muy líquidos, para ofrecer protección. También puede tener duración negativa, interesante en ciertos contextos de mercados de renta fija y puede incrementar exposición a una divisa. Por ejemplo, el yen es una divisa que suele portarse bien en momentos de mercados complicados, igual que el dólar. Este año, para poder navegar bien los mercados, se pusieron cortos de renta variable en el momento del virus pero también utilizar el yen para poder proteger justo en la situación complicada.

Es una cartera que no es muy complicada de entender porque tiene muchos activos de renta fija “tranquilos” de la zona euro. Eso es gordo de la cartera y lo mantienen. Luego de forma táctica, van invirtiendo en activos de riesgos, poniéndose largo o cortos en índices de renta variable, pueden incrementar duración, o utilizar divisas a favor o en contra.

A través de los años, han conseguido poder ofrecer esa protección en momentos de mercado extremos. No es un fondo para un inversor que crea que los mercados van a subir con baja volatilidad. El 2017 fue un año difícil para este fondo porque fue un año de mercados alcistas con muy baja volatilidad. Este fondo es para mercados con volatilidad o cuando un inversor ya tiene activos de riesgo pero quiere tener un componente que le puede proteger o reducir posibles caídas o como escudo para mercados complicados. Esto es lo que el fondo hace y lo ha demostrado cada vez que los mercados han sido agitados. El fondo ha sido capaz de ofrecer rentabilidades positivas

-  ¿Creen que es un buen momento de entrada pensando en el resto del año y el próximo 2021?

No es un fondo muy caro si miramos sus comisiones. Estar ahora mismo invertidos en activos de mercados monetarios, en activos de liquidez, ofrece una rentabilidad negativa por los tipos tan bajos que tenemos en la zona euro. Lo que uno hace es invertir en un tipo de protección contra mercados complicados. Aunque creemos que el año 2021 será un año positivo para los activos de riesgo, creemos que hemos dejado el contexto de baja volatilidad que hemos visto durante muchos años, en general desde la gran crisis financiera, para entrar en contextos de mercados más volátiles, porque con tantos estímulos y obviamente el tema del virus hay una cierta fragilidad o vulnerabilidad. Incorporar el fondo ofrece una protección contra mercados volátiles. Tener un fondo que pueda aprovechar estos activos que protegen cuando lo ve necesario, o al contrario, mantenerse quieto o aprovechar tras caídas para incrementar posiciones, el fondo lo vemos bien porque muy pocos productos han conseguido dar estos resultados en mercados tan extremos como el de este año, pero también en 2018 o 2008.

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí