Gregoire de Lestapis, CEO de Lendix, habla sobre la alternativa de la inversión a través del crowdlending.
 
Lendix recientemente ha lanzado un fondo de inversión a largo plazo europeo para la financiación de empresas en Europa. ¿En qué consiste este fondo?

Este fondo es una manera o un vehículo dentro de nuestro negocio de crowdlending. Para empezar, el crowdlending es una manera de permitir a las empresas buscar financiación de otra manera. Y la buscan directamente a través de inversores particulares e institucionales, sin tener que recurrir a los bancos. El fondo es un vehículo para los inversores institucionales que quieren acudir a un nuevo mercado, que presta directamente a las empresas. Este fondo forma parte de una nueva regulación europea y Lendix es la primera empresa que ha creado este fondo a nivel europeo con la aprobación del regulador en el año 2016. Este fondo que se llama FILPE, permite a cualquier inversor invertir en cualquier empresa y prestar directamente en una empresa en Europa. Es un método que se ha montado para facilitar la financiación de la economía real que es uno de los temas más importantes y cruciales para toda la economía del continente. Este fondo tiene un tamaño de 75 millones de euros y está creciendo todos los días. El fondo cuenta hoy con unos veinte inversores institucionales que buscan otra manera de remunerar sus ahorros.

Actualmente operan en Francia, en España ya han recibido la autorización por parte de la CNMV, y pronto estarán en Italia. ¿Tienen puesta la atención en otros países de la Unión Europea para la puesta en marcha de estos fondos?

Primero hemos empezado en España, que es el primer mercado internacional después de Francia. Iremos a Italia el año próximo y creo que ya es un bocado bastante importante que tenemos que ir absorbiendo, y es un reto para nosotros, para poder llegar a nuestro objetivo que es el de liderar el mercado del crowdlending en Europa. Una vez que estos tres mercados estén bien asentados y con un volumen de negocio que nos parezca razonable iremos atacando otros mercados. Lo natural que viene a la cabeza es Alemania, pero es un mercado donde las relaciones entre las empresas y los bancos son muy fuertes. En cambio, en España, Italia o Francia, después de la crisis, esta relación de confianza entre las empresas y sus bancos ha sido dañada. Con lo cual nos pareció, por el tamaño del mercado, las peculiaridades del mercado español, el tejido industrial del país, un buen mercado para tener como segundo mercado natural para Lendix.

El fondo abarca entre 50 y 75 millones de euros. ¿Por qué tipo de inversores está respaldado?

Tenemos entre ellos tres categorías de inversores. Los primeros son los inversores en el equity de Lendix. Cuando Lendix se montó hace unos años, había una filosofía muy fuerte del fundador con sus inversores de equity, que pusieron 19 millones de euros en equity para llegar a esta ambición de liderazgo en Europa. Con estos inversores, la idea era que si ayudaban en equity también tenían que ayudar en la deuda. Porque tenemos que tener y demostrar al mercado que los intereses de los inversores están alineados. Y esto incluye a los inversores de equity, los dirigentes de Lendix, que invierten en el fondo para poder demostrar al inversor particular que somos una gente de confianza. La mejor manera de demostrar la confianza en este mundo es invertir en el propio fondo. Entonces, estos inversores son los accionistas, que van desde un fondo de Venture Capital, tenemos dos compañías aseguradoras, tenemos un banco francés pequeño y tenemos family office que representan intereses de familias poderosas en Francia. Estos son los inversores institucionales que están en el equity y en el fondo. Después tenemos otros inversores muy importantes que están en el fondo pero que no están en el equity y el más representativo es Aviva, que representa un 25% del fondo y que está buscando otro tipo de rentabilidad. Además, tenemos personas individuales, que en lugar de invertir en la plataforma uno a uno, prefiere dar su confianza a Lendix. Le da un ahorro, un mínimo de 30.000 euros, que le permite invertir en cada uno de los préstamos que van a la plataforma.

Lendix es una plataforma de crowdlending. ¿Por qué el crowdlending es una alternativa a la financiación para las empresas que facturan entre un millón y 30 millones de euros?

El mercado en España es el mismo que en Francia. Las empresas que facturan 40 o 50 millones de euros tienen acceso a un mercado de capitales. Tienen acceso a otra manera de financiarse fuera de los bancos. Pueden utilizar un fondo de private equity o una emisión de bonos. Pero esto es un proceso costoso, largo, y que necesita una masa crítica importante. Para las empresas que están por debajo de este umbral no había otra alternativa más que los bancos, hasta que nacieron estas plataformas online como Lendix. Este mercado de empresas que facturan entre 1 y 30 millones de euros puede buscar en Lendix un actor de financiación, complementario a su banco. Nuestros clientes, en general, tiene uno, dos, tres o cuatro bancos y hay situaciones en las cuales los bancos no responden a sus necesidades. La primera situación es la velocidad. Nosotros somos capaces de responder en 48 horas, de poner los fondos a disposición en menos de una semana. Para un banco esto es muy difícil y en general los tiempos van de seis a ocho semanas. Otra situación es la tipología de los préstamos que hacemos. Nuestros préstamos pueden ser de hasta dos millones de euros, y hasta de siete años. Hablamos de financiar proyectos de inversión de una empresa, que necesitan financiación de intangibles, como la compra de un fondo de comercio, una oportunidad comercial,  un reclutamiento de equipos, la compra de un software, situaciones donde no hay garantías que los bancos puedan financiar. Nosotros préstamos sin garantías bancarias. Prestamos sobre la capacidad de repago de las empresas. Esto es lo que le permite al inversor tener una rentabilidad que hoy en día está en el 6,54% en el fondo.

¿En qué tipo de compañías están posicionados? ¿Cuál es el perfil de empresa que puede solicitar créditos a través de Lendix?

Se tratan de compañías muy pequeñas que pueden facturar por encima de los 250.000 euros hasta 200 millones. El verdadero corazón de nuestro negocio va a empresas que facturan entre un millón y 30 millones de euros. Lo segundo es que tienen que ser empresas rentables, que ya tienen una actividad recurrentes, que ya han demostrado que ganan dinero y que han demostrado que tienen capacidad de repago. No hay que olvidar que esto no es una actividad de direct Lending o de préstamos directos. Es una actividad donde tenemos dos tipologías de clientes: los inversores y las empresas. Tienen que estar equilibrados. Nosotros como plataforma lo que permitimos es que se encuentren y que trabajen entre ellos dentro de una gente de confianza que nosotros ponemos a disposición.

¿Con qué horizonte de inversión se puede invertir en este fondo?

El horizonte de inversión va a depender de la vida media de los préstamos, que serán entre tres y cuatro años, pero en general vamos a decir que es de cinco años. Es el plazo que resulta importante. Estamos hablando de inversiones a medio y largo plazo de las empresas. Con lo cual el fondo refleja esta inversión.

¿Cuál es el nivel de riesgo que asume un inversor cuando invierte a través de este tipo de fondos?

Claramente toma riesgos. Esto es una  nueva clase de activos que hoy en día es seguramente una de las mejores clases de activos dentro de una cartera muy diversificada. Nosotros insistimos en que la persona que invierte directamente en la plataforma o a través del fondo tiene que tener una opinión de diversificación, diversificación de esta clase de activos y, dentro de la clase de activos, diversificación en su selección. Si va a través del fondo, por definición está diversificado, porque tendrá acceso a todos los préstamos que pasan por la plataforma. En general pensamos que en nuestro fondo irán entre cien y doscientos préstamos para cumplir este importe de 75 millones de euros.