En esta ocasión hablamos de la inversión en tecnología y robótica a través de fondos de inversión, una temática de presente pero también de futuro. En concreto hablamos del fondo Candriam Equities L Robotics & Innovative Technology con Elena Guanter, que es directora general de Iberia y América Latina de Candriam.

¿Qué ofrece la tecnología y robótica en una inversión a largo plazo?

Ofrece sobre todo crecimiento, desde Candriam creemos que la innovación es una de las principales fuentes de crecimiento para la economía y la robótica y la tecnología son una gran tendencia y a través de ella hemos modificando nuestra forma de producir, de comunicarnos, de consumir… aunque creemos que es una tendencia que está en una fase incipiente y que tiene muchísimo futuro.

Es un fondo global que invierte en robótica y tecnología de forma transversal, esto es, no exclusivamente en el sector tecnológico perse sino en sectores como el de consumo o salud que se aprovechan de la misma. ¿Nos podría decir algún ejemplo de compañías que, no siendo del sector tecnológico puramente, forman parte del fondo?

Como decías la robótica está afectando a la mayoría de sectores económicos. Un ejemplo podría ser la empresa Rockwell Automation, que tiene como lema ‘hacemos que nuestros clientes sean más eficientes’ y está integrando procesos de automatización a nivel industrial como el automovilístico, pero también en el químico, papelero, textil… sectores no tan enfocados en la producción como el financiero o el de consultoría. Otro ejemplo sería el sector salud, hay una empresa en el fondo que se llama Intuitive Surgical que ha desarrollado un robot que hace incisiones mínimas y donde el paciente va a tener un proceso de recuperación mucho más corto con operaciones menos invasivas. Es una empresa que ha funcionado muy bien, con un crecimiento imparable.

¿Cómo decide el gestor el tipo de compañías que forman parte de la cartera?¿Qué ratios mira?

Hay tres fases, lo primero es identificar las empresas que a nivel mundial están más involucradas en la robótica y la tecnología, para ello miramos todas las empresas cotizadas y para ello deben obtener al menos un 30% de sus beneficios en estas temáticas.Cuando hablamos de robótica también lo hacemos de tecnología facilitadora, que ahí abarca tanto la inteligencia artificial como el ‘bid data’, realidad virtual, sensores… Nos apoyamos también en un equipo de expertos académicos, el Candriam Advisory Board, que nos indican por dónde van estas tendencias y cuáles son las empresas más innovadoras y las tecnologías más disruptivas en el largo plazo. Una vez hemos identificado lo que sería nuestro universo de inversión analizamos las empresas en criterios de innovación, gestión de los equipos directivos, la competencia y luego un análisis fundamental de la compañía, centrándonos en la deuda/ebitda, la rentabilidad financiera y el crecimiento de los beneficios

¿Tienen alguna rentabilidad objetivo para el fondo?

Como tal el fondo no tiene una rentabilidad objetivo, es un fondo de renta variable muy global, no tenemos un índice bursátil de referencia y lo que miramos son todos los sectores y qué empresas están más involucradas en esos sectores. Por ser empresas de tecnología y de sectores en crecimiento creemos que las perspectivas de crecimiento serán mayores que la media del mercado.

Dentro del horizonte de inversión de seis años que tiene el fondo, ¿dentro de la robótica y la tecnología que temáticas veis más disruptivas y que pueden aportar valor a las empresas que las hacen? Se habla de realidad virtual, realidad aumentada…

Hay dos temáticas que nos gustan en el corto plazo, que serían todo lo que es la tecnología 5G y también la inteligencia artificial, creemos que son dos temáticas que se van a desarrollar mucho en los próximos años. Nos gustan también todo los que son los vehículos autónomos y eléctricos y en consecuencia las empresas de semiconductores que van a ser muy relevantes en la nueva industria del automóvil. Nos gustan menos las redes sociales, creemos que ha sido un poco decepcionante como han reaccionado a las críticas sobre privacidad y de manipulación y si hay una nueva regulación o un litigio se pueden ver afectadas de forma negativa.