Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, habla sobre la situación de los mercados en términos globales y del comienzo de la presentación de resultados de las cotizadas españolas.
 
Tenemos resultados empresariales en España, han publicado algunos de los bancos, ¿cuál es la previsión que tiene de esta etapa?

Está siendo muy positiva. Está siendo uno de los factores que nos está llevando a esta alegría que estamos viendo, junto a lo que estamos viendo en Wall Street y de las lecturas que hay de nuevo sobre Donald Trump. La presentación de resultados al otro lado del Atlántico está siendo muy positiva. Ayer con estos resultados que presentó Santander, todo el sector financiero los aplaudió de una forma exagerada. Los resultados fueron buenos, pero de ahí a las subidas de Caixabank o Santander, la verdad es que fue demasiado. Es verdad que el sector financiero recibió presión los dos últimos años. 2015 y 2016 han sido muy malos para el sector financiero. Tan sólo a finales de 2016 tuvimos una mejora. Es verdad que siendo un sector tan castigado, cualquier noticia un poco buena provoca estas celebraciones que hemos visto. Tenemos resultados de Bankinter, también muy positivos. Estos no han sorprendido tanto, porque siempre se espera que tenga buenos resultados, porque es el banco que mejor gestión ha hecho sin ninguna duda en los últimos años. De momento la cosa va muy bien.

Con estos resultados de Bankinter y Santander, ¿se puede decir que los bancos han tocado suelo?

No se puede decir eso. Los bancos, desde mi punto de vista siguen teniendo una incertidumbre muy importante. Los dos últimos días han sido muy alcistas para los bancos, pero el lunes cuando el Ibex perdía los 9.300 puntos y tocaba los 9.275 puntos, el sector bancario era el principal lastre. Es decir, en toda esta mejora que hemos visto en los dos últimos meses del sector bancario es verdad que no se ha llegado ver ninguna tendencia demasiado sólida o ausente de volatilidad y de correcciones. Sigo sin ver la suficiente decisión. Tengo dudas con el sector bancario. Creo que si hay una eventual corrección que ahora mismo no se atisba muy cercana después de estos niveles atravesando. Creo que el sector bancario va a ser el que lidere la corrección y sigo teniendo muchas dudas con los bancos europeos. Desde luego que las cosas han mejorado. Pero de ahí a deducir que no vamos a volver a caer y que ya solo quedan subidas en el sector bancario media mucha distancia.

Si llega la corrección de los bancos los 9.600 puntos que estamos tanteando hoy corren peligro también…

Totalmente… Los 9.600 puntos que hemos superado hoy en el intradía vamos a ver. El Ibex lo hemos comentado en muchas ocasiones: es un índice con mucha personalidad. Es un índice que hace seguidismo de lo que hace el DAX y por supuesto lo que haga Wall Street. Entonces estos 9.200 puntos tiene mucho más que ver con que el DAX supere los 11.600 puntos y que está en máximos desde mediados del año 2015 y a su vez tiene que ver con los 20.000 del Dow Jones que ahora hablaremos. Si el Dow Jones y el DAX empiezan a corregir, desde luego que la alegría en el sector bancario español creo que terminaría y por supuesto los 9.600 puntos del Ibex los perderíamos. A nivel técnico en el Ibex tenemos una nueva resistencia algo por encima de los 9.700 puntos, en la zona de los 9.715 puntos y los 10.000 puntos vendrían a continuación. Pero, repito, el Ibex me parece que no es un índice en el que debamos estar fijándonos en niveles concretos. Me parece que los índices de Wall Street y el DAX si tienen niveles técnicos que sí merecerían esa atención.

Después de la última reunión del BCE hay muchas opiniones que hablan de que el QE no se mantendrá más allá de este año 2017. ¿Cuál es su opinión? ¿Cree que esto puede servir de incentivo a la renta variable europea?

Empezando por lo segundo no creo que el QE sea un incentivo para la renta variable europea. Es verdad que en teoría beneficiaría a los bancos una política monetaria más restrictiva y menos laxa como estamos viendo en Estados Unidos. Pero hay que tener en cuenta que en diciembre cuando se prolongó el QE, los bancos lo hicieron bien. La noticia de la prolongación del QE por nueve meses más ha sentado bien al sector bancario. El sector bancario no sufrió por esa noticia. En general la reducción del QE o su finalización prematura no creo que sea una buena noticia para las bolsas europeas en general. Puede haber algunos sectores que les puede ir mejor, pero en general no creo que sea una buena notica. Ahora, ¿va a pasar esto realmente? Creo que no es demasiado realista el hacer previsiones sobre el BCE a tantos meses vista. Hay muchos miembros del BCE, esta misma semana hemos tenido muchas declaraciones, que ya dicen que el QE tiene que acabar. Es verdad que la inflación en Europa está creciendo a un ritmo más acelerado del que preveíamos desde hace tres meses. Los IPCs han repuntado con claridad, el petróleo está por encima de los 55 dólares, todas las políticas de Trump van a exportar inflación al resto del mundo. La recuperación parece que sigue asentándose. Hay unos factores inflacionistas que desde luego están ahí. Vamos a ver lo que ocurre. Sí que me parece que a día de hoy que en diciembre podría terminar el QE y que antes se podrían reducir el tamaño de las compras. La política monetaria del BCE va a ir recogiéndose más que mantenerse.

Los 11.600 de DAX, ¿no dan vértigo?

Dan cierto vértigo, lo que ocurre es que tanto el Dow Jones como y el resto de índices americanos con el resto de índices europeos se han estado consolidando durante más de tres semanas sobre esos niveles. El resumen del año es que la primera sesión de enero fue muy alcista en Europa, con subidas cercanas al 2%. Desde entonces hasta el día de ayer nos mantuvimos completamente laterales, con unos rangos de cotización muy pequeños, menores volatilidades desde el verano, y que ayer tuvimos un nuevo estirón alcista con subidas de más de un 2% en el DAX. Prácticamente toda la subida del año en 2017 se concentra en dos sesiones: en la de ayer y en la del 2 de enero. Esa consolidación hace que esto dé algo menos de vértigo. Es decir, no ha habido una subida lineal, sino que ha mellado esa consolidación. En las últimas tres semanas ha habido otros índices como el Ibex 35 que sí que han mostrado cierta debilidad. El Ibex ha llegado a superar los 9.500 y el lunes estaba perdiendo los 9.300. Los principales índices europeos y americanos se mantuvieron laterales. Ahora técnicamente sí que estamos en lo que podría ser la gestación de un nuevo impulso alcista rompiendo esas resistencias. Vamos a ver cómo cierra el Dow Jones mañana. Si tenemos un cierre semanal por encima de los 20.000 puntos sí que me parecería una noticia técnica importante que sí que daría más posibilidades de que las siguientes semanas sigamos explorando este terreno alcista. Si mañana el Dow Jones pierde los 20.000 puntos me parece que sería un nuevo síntoma de debilidad.

También estamos pendiente de las declaraciones de Donald Trump y de si cumple lo que hizo en campaña. ¿Se mantendrán esos máximos históricos del Dow Jones?

Sobre Donald Trump, las bolsas descontaron un escenario muy positivo desde el 9 de noviembre. Especialmente Wall Street desde mediados de diciembre. Desde entonces Wall Street se estaba consolidando. En Europa la consolidación viene desde el 2 de enero. Pero en EEUU consolidamos antes. En los últimos días hemos visto como a los inversores les han entrado ciertas dudas. Pensábamos que igual habíamos sido demasiado optimistas sobre Donald Trump y si realmente iba a desarrollar esas bajadas de impuestos que ha prometido o si va a hacer toda esa inversión pública que ha dicho. Los dos últimos discursos que en las dos últimas semanas fueron bastante decepcionantes. Apenas hizo mención a la agenda económica. Volvió a poner el acento en las políticas nacionalistas y proteccionistas. Esta semana sí que parece que la cosa ha cambiado. El lunes hizo mención a bajadas de impuestos, acabar con el 75% de la regulación. Ha identificado 50 infraestructuras en las que quiere gastar 140 millones de dólares. Es decir, que una de las claves de por qué hemos tenido a los 20.000 puntos del Dow Jones es porque los inversores vuelven a confiar en que Donald Trump vuelve a cumplir su agenda. Tanto en las cosas que gustan a las bolsas como en las que no. El muro que quiere construir en la frontera con México parece que es una realidad. Los inversores sí que le están dando credibilidad a que Donald Trump va a cumplir su agenda tanto en lo bueno como en lo malo y parece que ese es el motivo por el que estamos celebrando esto. Mientras esto siga así, vamos a ver si técnicamente podemos con esos 20.000 puntos. Si podemos mañana al cierre superarlos, sí que creo que tenemos las bases para un nuevo tramo alcista.