“El dato de desempleo mensual de EEUU fue malo, ya que subió del 8,1% al 8,2% e, inmediatamente, Obama fundamentó el empeoramiento de este dato en la ralentización del mercado chino y a las tremendas incertidumbres europeas”, justifica Rafael Ojeda. Analista de inversiones de Miramar Capital EAFI.

Entre los datos macro conocidos en los últimos días, Ojeda destaca “la corrección del PIB, del 2,2% al 2,1%, en línea con el mercado, fundamentado en la reducción de los inventarios. Esto es debido a que el consumo de los norteamericanos ha descendido, así como también ha descendido el gasto del gobierno de EEUU”. No obstante, el experto cree que “este dato es anecdótico, pues ya se encargará Obama de que este dato mejore de cara a las elecciones de finales de año”.

¿Es momento para poner en marcha un Quantitative Easing III? “según un consenso de Reuters, el 35% de los encuestados cree que lo habrá, sin embargo, creo que no lo debería haber, ya que en el corto plazo los efectos pueden ser beneficiosos, pero en el medio plazo, perversos”. No obstante, “la Fed debería tomar partido porque, generando incertidumbre, puede animar a las ventas en el mercado americano”.

Y, ¿cuál es la situación técnica del mercado americano? “aunque el último mes no ha sido bueno para Wall Street, en los últimos 5 meses el Dow Jones sólo ha caído un 0,8%, el S&P ha subido un 2% y el Nasdaq un 12%, mientras que el EuroStoxx 50 ha caído un 10% o el Ibex 35 un 29%”, destaca el experto de Miramar Capital EAFI.

“Ha habido una corrección pero estamos en un canal alcista con gran recorrido elevado y, por ello, es lógico que haya ventas, de hecho, se han buscado razones macro para vender. No obstante, mientras los retrocesos se mantengan en la horquilla entre el 5%-10%, no debemos preocuparnos, debemos pensar que se está formando un suelo para subir. Desde máximos, el Dow Jones y el S&P 500 han caído un 8% y el Nasdaq un 12%”. En caso de superarse esta horquilla, “sí podríamos pensar en mayores descensos”.

Con la temporada de presentación de resultados empresariales del primer trimestre ya finalizada, el experto destaca que “el 72% de las compañías del S&P 500 han batido las expectativas, en contra de lo esperado, y el crecimiento de los beneficios ha sido del 7%, unos números reveladores de que la economía norteamericana es fuerte y está creciendo”. De cara al próximo trimestre, “se esperan crecimientos de beneficios del 6% y, para finales de año, del 15%. Por ello, la bolsa americana debería subir, siempre y cuando las incertidumbres en Europa se suavicen”.

En este contexto, “el euro-dólar tocó el mínimo de 23 meses el día 1 de mayo, pero creo que debería seguir cayendo. Cuando estaba a 1,36 era una cotización ficticia pues, habiendo incertidumbre en Europa, lo normal es que el dinero busque refugio en EEUU, que ofrece menos riesgo”. No obstante, “el encarecimiento de la divisa americana entorpece las exportaciones, pero hay que ver los efectos perversos por sectores, pues los sectores que más han crecido en estos trimestres han sido el de telecomunicaciones, el industrial y el financiero”.

Entre las referencias informativas de esta semana en EEUU, Ojeda destaca el protagonismo de la Fed “con la publicación del Libro Beige el miércoles y la comparecencia del presidente de la Fed el jueves”. Además, “el miércoles tendremos los datos de hipotecas MBA, el jueves las peticiones de subsidio por desempleo, que aumentaron en la última semana, y el viernes la presentación de inventarios”.