- Gran parte de organismos internacionales están reduciendo sus previsiones, más aún, ante un posible rebrote de coronavirus. ¿Cuál es la actitud que estáis tomando en UBP?

Se están reduciendo los crecimientos del PIB, sobre todo, pero también los crecimientos de beneficios. Pero es cierto que eso es solo para 2020. La semana pasada, la Reserva Federal ya publicaba que esperaba que el desempleo se redujera para 2021 y 2022 a tasas del 6,5% y del 5,5%, respectivamente. Cerca del 4,1% que sería el horizonte de largo plazo. También esperaba que la inflación, fruto del crecimiento del consumo, creciera en torno al 1,6% y el 1,7% en 2021 y 2022; desde un crecimiento por debajo del 1% para este año.

El mercado, a día de hoy, está descontando que va a haber una recuperación económica, medida por los beneficios de las compañías que cotizan en el S&P 500, en un año vista. Es decir que vamos a recuperar esto antes de mediados de 2021. Eso sería nunca visto, porque las recesiones de media tardan en recuperar de 3 a 5 años.

Evidentemente, nosotros estamos más cautos. Lo que estamos haciendo es priorizar estrategias de alfa versus beta. Estamos priorizando estrategias long/short, que las posiciones en equity puedan ser cortas no solo largas, en lugar de estrategias más direccionales. Estamos priorizando lo mismo en crédito, long/short en lugar de estrategias direccionales.

-  ¿Creéis que momentos como los de hace unos días (con caídas en los índices de más del 5%) se podrán volver a repetir? ¿Cuál es la opinión de UBP?

Podrían repetirse porque la volatilidad sigue elevada pese a que ha caído mucho. La volatilidad lleva dos semanas en el entorno de 30 medida por el Vix. La realidad es que sigue siendo alta. Todo lo que esté por encima, o alrededor, de 30, consideramos que es alta y puede derivar en caídas como las que vimos el otro día.  La semana pasada, el S&P 500 bajó un 4,8%, el Euro Stoxx 50, un 6,8%; el Nikkei, un 2,4%. El mercado que menos cayó fue el MSCI mundial, un 1,6%. Pero si nos fijamos en el cierre de la semana pasada respecto al mes anterior encontramos subidas del 7,8%, 12,2%; 10,1% y 8,6%, respectivamente.

El recorte fue derivado del rally tan fuerte que habíamos tenido después de las caídas del mes anterior. Es más, a cierre de viernes de la semana pasada, después de las caídas, los índices nos dejan una rentabilidad positiva de entre el 10% y el 15% de lo que habíamos cosechado en el año 2019, que recuerdo que eran rentabilidades muy superiores,  incluso del 30%. Después de lo “malo” que está siendo este año, porque ya hemos tenido una recuperación fuerte, el inversor que haya estado invertido en el corto plazo, no consideramos que algo más de un año sea medio plazo, sigue teniendo rentabilidades bastante interesantes.

Sí, desde luego que se podrían repetir las caídas por una razón fundamental. Y es que la incertidumbre que ha generado estas caídas, el coronavirus, sigue estando ahí. Puede haber recortes iguales o incluso superiores. Eso no lo descartamos. De hecho, los aprovecharíamos para tomar posiciones o reestructurar las carteras.

Análisis en profundidad de las principales del Ibex
Análisis en profundidad las principales empresas de la bolsa Española. Comenzamos con Siemens-Gamesa, Inditex, Santander, BBVA, Repsol, Sabadell y Telefónica. Cada semana incorporaremos nuevas empresas ¡No te lo pierdas!

- ¿Creéis que es momento de buscar activos que estén descorrelacionados del ciclo económico? ¿Dónde hay que buscar para encontrarlos?

Creemos que siempre hay que tener en cartera. Más que activos descorrelacionados, podríamos decir negativamente correlacionados con los activos tradicionales,  que serían, básicamente, renta fija y variable. En UBP para nuestros clientes privados siempre hemos tenido una exposición en oro que ha rondado del 3% y menos del 10%. El oro es el activo que mejor lo ha hecho este año, con más de un 13% de subida. Ahora tenemos un 8,5% en carteras. Un 3,5% a través de un producto que invierte en oro físico, y el resto a través de opciones. El oro es una opción clara. A nivel de descorrelación, sería también estrategias también long/short tanto en renta variable como en renta fija. Es decir poder tomar posiciones largas pero también posiciones cortas.

Un activo refugio tradicionalmente es la deuda gubernamental. Nosotros no tenemos ahora mismo en cartera. Estamos prácticamente a cero pero hay clientes muy conservadores que siguen favoreciendo tener cierta exposición a deuda gubernamental tanto en EEUU como en Europa, a Alemania fundamentalmente. La deuda gubernamental lleva en el año rentabilidades entre el 2% e incluso más del 8%. Con lo cual, no descartaríamos algo de posiciones residuales aunque no es una cosa que esté recomendando el banco.

Una estrategia que nos gusta, que quizá no está directamente descorrelacionada con los activos tradicionales pero sí refleja una características de convexidad, es decir recoge una parte importante de la subida pero recoge una parte mucho menor de la bajada, son los bonos convertibles. Para muestra, este año  los bonos convertibles, medidos por el total return del índice de Barclays lleva una rentabilidad de más del 4%. Les está yendo francamente bien y demostrando que esa convexidad que los ha hecho sino refugio sí a tener en cuenta en épocas de mayor volatilidad.

-  En resumen, estrategias de UBP que sirvan para descorrelacionar las carteras en el momento actual...

Algo que sea más tangible, a nivel de inversor, estrategias en las que se priorice el alfa, y estrategias que prioricen también el crecimiento, tanto en equity como en renta fija.

Compañías de crecimiento, no solo que estén creciendo, y con calidad en ese crecimiento. Esto lo medidos por el cash flow, por el cash flow return on investment por ser más específicos, básicamente por los flujos de caja que tienen las empresas. Con lo cual, en compañías de calidad, de crecimiento y que hayan sido las que mejor han salido tras un crahs importante. Es lo que priorizamos en equity. Estrategias long/short también.

En renta fija, quien no pueda hacer long/short que se centre en crédito americano sobre todo pero también crédito europeo, fundamentalmente porque los bancos centrales están ahí para seguir haciendo lo que haga falta y hasta que haga falta. La Fed ya ha anunciado un paquete de compra en crédito corporativo que podría extenderse hacia el high yield. Quien tenga un perfil algo más de riesgo que compre algo de deuda high yield, fundamentalmente por el curry. Es cierto que va a incrementarse el nivel de quiebra en ese tipo de activo pero no creemos que vaya a ser superior al de anteriores crisis. El que pueda que tome alguna posición ahí también para terminar en algo de convertibles, con alguna posición el que pueda también en oro.

Suscribete a Estrategias de Inversión Premium

Es el mejor momento para utilizar herramientas y análisis independientes para gestionar nuestras inversiones.

Ayudanos a seguir siendo independientes y seguir innovando para ofrecer el mejor análisis para los inversores. Es el momento de apoyarnos si utilizas nuestros servicios.
 

Suscribete por tan solo 15 centimos al día ( 55 Euros al año)  y descubre todo el potencial de nuestra zona premium. ¿Nos pruebas?

 

 

Pide información