El diferencial entre los bonos periféricos y el alemán se ha estrechado, pero sigue a unos niveles insostenibles”, dice Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI. En España, “si el diferencial llegara a los 300 puntos básicos sería alarmante”.

Vicho considera que “la solución a medio-largo plazo pasa por la emisión de eurobonos, aunque no estén totalmente de acuerdo Bruselas, ni Alemania y Francia”

“Nos gustan BBVA y Santander por su buena diversificación geográfica, su rentabilidad por dividendo elevada y estable, si bien, es pronto para tomar posiciones”, dice Vicho, porque, “a pesar de que son los dos bancos que más fácil tienen el acceso al crédito, tienen que subir las primas que ofrecen a los inversores y tendrán que aprovisionar más capital para hacer frente a Basilea III. Así pues, “rebotes, como los de hoy, deberían ser aprovechados para deshacer posiciones”.

También considera que es pronto para entrar en Prisa porque “todavía tiene un endeudamiento muy elevado y el plan de desinversión le ha hecho deshacerse de sus partes más rentables, como el porcentaje Grupo Santillana, lo que le limita el crecimiento de cara a los próximos años”. Este valor “sólo es apto para los inversores más arriesgados”.

En EE.UU. destaca que “en junio vence el QEII y habrá que estar atentos a si la Fed decide ampliarlo y, además, el país está llegando a un nivel de endeudamiento está llegando al límite y podría ser de 14,29 millones en marzo, lo que pone a Obama entre las cuerdas porque necesitará pedir autorización para ampliar el fondo y encontrará oposición”.

“Tras superar los 1.270 puntos, el S&P 500 podría irse a los 2.290 e incluso, 3.000 puntos”.

Ante la próxima salida a bolsa de varias redes sociales, el experto no descarta “que se pueda crear una burbuja porque en los mercados privados se están comprando a cualquier precio”. Reconoce que “todavía es pronto para determinar si son una buena o mala inversión hasta que se sepa el precio de la OPV”.

Con respecto a los rumores que apuntan a una posible compra de Facebook por parte de Apple, dice que “tiene mucha caja, por lo que en cualquier momento podría decidir hacer una compra, pues ese dinero no lo está invirtiendo en retribuir al accionista”.

En caso de que finalmente estas redes sociales salgan a cotizar “mucho del capital privado que ha entrado en Apple, Google u otras tecnológicas podría derivarse a este tipo de valores”.

Vicho reconoce que “Intel nos gusta porque el sector tecnológico sigue teniendo potencial y este valor, además, reparte dividendo y se está viendo beneficiado por la debilidad del dólar pero, tras el buen comportamiento que ha tenido en el 2010, podría experimentar una corrección a principios de este año”.

Con respecto a los resultados empresariales de EE.UU., el analista dice que “en los últimos tiempos las empresa han conseguido presentar buenas cuentas por la reducción de costes y el aumento de la productividad pero, si en los próximos trimestres no toma el relevo la reactivación del consumo, los márgenes serán insostenibles”.

Recomienda “invertir en emergentes, como China, Brasil, Chile o Perú, y en las divisas de estos países”.