¿Qué relación existe entre la gestión de datos y el poder en la actualidad? ¿y con la toma de decisiones estratégicas?

Es una evidiencia que los datos se han convertido en el oro del siglo XXI, sin embargo para poder extraer realmente todo ese valor de los datos, necesitamos saber ubicarlos en un contexto. Si por ejemplo hablamos de 37 millones, estoy dando datos pero no estoy hablando de nada, sin embargo, si te digo que es el número de personas que hay vacunadas en España y que incluso es el 80% de la población, ya estoy dando un conocimiento e incluso una visión. En las organizaciones sucede lo mismo, tenemos muchos datos pero necesitamos saber ubicarlos en un concepto y saber gestionarlos correctamente para poder extraer todo ese valor de ellos y poder basar nuestras decisiones estratégicas en todo lo que nos dicen los datos.

¿De qué manera una óptima gestión de los datos puede garantizar el éxito empresarial?

Muchos de los programas de gestión del dato fracasan porque no tienen en cuenta tres pilares que considero fundamentales que son todos los procesos, toda la tecnología y también las personas, si esos tres ejes fundamentales no funcionan totalmente engranados vamos a tener un problema.

En este sentido hay problemas en algunas organizaciones. Son programas que se aplican de forma transversal a todas las organizaciones y por eso hay que darle una gestión del cambio eficiente. Son las personas las que llevan a cabo todos estos programas, no podemos pensar que con una tecnología específica o una determinada forma de trabajar ya va a acabar todo y se van a terminar los problemas, por eso creo que esos tres pilares son fundamentales.

También es necesario saber que una gestión de datos no puede realizarse de la noche a la mañana, es necesario saber acotar bien esos perímetros, saber falsearlo bien y gestionar las expectativas de acuerdo a ese growth market que te marques.

De qué manera podría una empresa implantar un sistema de gestión del dato? ¿cuánto tardaría en hacerlo?

No tiene una respuesta correcta. En Izertis solemos recomendar empezar por una primera fase de assessment donde seas capaz de determinar cuál es el punto real de madurez de tu organización respecto a la gestión de los datos. A partir de ahí y conociendo bien el punto de partida vamos a ser capaces de saber hasta dónde queremos llegar y las actividades que vamos a tener que realizar durante el camino.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

A partir de ahí ya sí que podemos empezar a hablar de casos de uso concretos, vamos a empezar por los datos más críticos para la organización y hacia los menos relevantes. Esto puede llevar entorno a seis meses o un año, pero no es algo que tenga un inicio y un fin, es un cambio transformacional de toda la compañía hacia la cultura del dato y por ello no podemos hablar de datos concretos.

Un ejemplo muy claro es cuando pones en orden tu casa, puedes tener una casa de una habitación o un palacio de 3.000 habitaciones y tardarás en ordenarlo una semana o un año pero si luego no le damos una continuidad a todo ello, se nos va a volver a desordenar y se nos va a caer todo abajo. Con los datos sucede exactamente lo mismo.

¿Qué sectores son los que mayor beneficio están obteniendo gracias a una gestión de los datos eficiente?

Aquí hay un claro sector que está por delante del resto, la banca, porque a base de ser un sector sobre regulado ha tenido que avanzar de forma muy rápida. A partir de la crisis surgió una serie de regulación a la que hacer frente desde el sector de la banca. Esto ahora se ha visto beneficiado para, una vez que tienes una correcta gestión de los datos, poder aplicar técnicas de big data, de inteligencia avanzada, que te permiten conocer mejor a tu cliente, el famoso Know your cliente y poder personalizar el producto de acuerdo al objetivo que se busca que es un mejor retorno de la inversión y una mejora de la producción.

El sector de los seguros va un poco de la mano, pero más retrasado. Todo lo que sucede en seguros ha pasado ya por banca. En el sector público vemos un auge estos últimos años incluso con el nombramiento de un CDO a nivel gobierno de España y, en la empresa privada, en el sector industrial, telco y media, vemos de todo, quizá está más enfocado a la mejora de la producción más que a la gestión del dato y eso, en ocasiones, puede ser peligroso porque vemos que se empiezan a construir modelos predictivos en base a unos datos que realmente no son confiables y los resultados que pueda alojar ese modelo pueden ser peligrosos.

No cabe duda de que las administraciones públicas y las empresas trabajan con cantidad ingentes de datos, ¿de qué manera podría el gobierno del dato agilizar su actividad? Ejemplos, casos de uso.

El sector público está en claro auge ahora mismo y hay una tendencia hacia la centralización de los datos. No tiene mucho sentido que cada administración gestione sus datos de una manera porque al final es todo lo mismo. Sí que hay una tendencia hacia esa centralización que permita la gestión común y esto va a permitir agilizar, ya no solo a nivel administración sino también a nivel ciudadano, el que cuando tú vayas de vacaciones a Valencia y vayas al médico tengas tus datos actualizados de acuerdo a lo que tienes en Madrid.

A nivel ayuntamiento, un programa que se utiliza para algo que estamos trabajando en Izertis sobre cómo colocar las ambulancias estratégicamente en función de dónde los datos nos están diciendo que hay más probabilidades de que sucedan accidentes. Quizá este modelo puede ser extrapolable a otras ciudades de similares condiciones como pueda ser Barcelona.

De esta manera yo creo que hay una tendencia hacia esa compartición de datos en base a un beneficio común.

Hay una iniciativa a nivel europeo que es GAIA-X que lo que dice es que hay que construir unos gap de datos en los diferentes sectores autonómicos como pueden ser turismo o salud para hacer esa compartición incluso a nivel europeo, lo que es un paso más allá en un camino largo y costoso pero beneficioso para todos.