Carl Vermassen, gestor del fondo Degroof Petercam, acerca a estrategias de inversión a conocer un poco más sobre el fondo DPAM L Bonds Emerging Markets Sustainable, y nos explica también lo que significa la inversión en deuda soberana emergente.

¿Cuál es la filosofía de inversión de este fondo?

La filosofía de inversión de DPAM L Bonds Emerging Markets Sustainable se centra en tres puntos principales: gestión muy activa, sin restricciones respecto al índice; un segundo aspecto es que invertimos en divisa local, y el tercero sería que tenemos un enfoque sostenible y creemos mucho en él.

¿Cuáles son las principales posiciones de su fondo?

Entre las principales posiciones del fondo tenemos algunas inversiones típicas, como México, Brasil también es una posición importante, tenemos posiciones más pequeñas en Sudáfrica. No invertimos en Rusia, que sería una inversión típica pero no invertimos por razones de sostenibilidad. Las posiciones que son ligeramente menos obvias son, por ejemplo, tenemos una posición en Uruguay y también en la República Checa.

¿Nos puede explicar un poco sobre la inversión en deuda soberana emergente?

Invertir en deuda soberana emergente va a convertirse probablemente en parte de todas las carteras por la simple razón de que el punto de gravitación de la economía mundial está moviéndose hacia los mercados emergentes. No debemos olvidarlo. Por el momento, casi el 60% del PIB global procede de los mercados emergentes. Lo que es más importante es que casi el 75% del crecimiento en el año corresponde a los mercados emergentes, así que se convertirá en parte de las inversiones más favorecidas.

¿Tiene posiciones en empresas españolas?

Solo tenemos posiciones en bonos de fondos, no invertimos en compañías.

¿Qué rentabilidad puede esperar un inversor que invierta en su fondo?

En general, y dadas las actuales valoraciones, nos hemos mantenido más cautelosos respecto al comienzo del año, nuestras previsiones sobre la inversión en deuda soberana emergente siguen siendo positivas y podemos contar con ciertas cifras de un único dígito elevadas, entre el 5% y el 10%.