El experto considera que el contexto actual de tipos cero en Europa y el entorno normativo ha puesto muy difícil el camino para los bancos del viejo continente, también los españoles. Por eso en la entidad optan por infraponderar el sector.
 
¿En qué niveles creen que se ubicará el precio del petróleo este año?
Pensamos que el petróleo tendra un nivel alrededor de 50 dólares este año, aunque no es conveniente dejarse llevar por las subidas que hemos visto últimamente. Creemos que se deben más a factores coyunturales –la posiblidad de un acuerdo está empujando los precios al alza-. Estructuralmente lo que hará que el petróleo se mantenga en precios más alto será, que el acuerdo se ejecute y la oferta disminuya y, por otra parte, que la demanda de crudo se incremente sostenidamente. Eso en un entorno de mayor debilidad, de momento está en entredicho.

Sí creo que el petróleo seguirá a subir, aunque seguirá volátil en el corto plazo mientras que lo que lo siga moviendo sean factures coyunturales

¿Cómo podría afectar el Brexit a las empresas españolas?
Pensamos que el Brexit está pesando fundamentalmente en la cotización de la libra con lo cual empresas como Ferrovial o Santander con fuertes intereses en el Reino Unido van a estar sujetas a esa incertidumbre. Pensamos que el Brexit no se va a llevar a cabo, con lo que la libra tenderá a apreciarse y eso sería bueno para las compañías con intereses en la demanda doméstica en la economía británica.

¿Prevén una subida de tipos de la FED en el mes de junio?
Pensamos que la Reserva Federal actuará con una visión más global que local. Aunque los datos estrictamente americanos podrían recomendar algo más de vigor en la subida de tipos, pensamos que el tono seguirá siendo de prudencia. No habrá subida en abril y dudamos que se de un mensaje muy fuerte de una subida en junio, con lo que pensamos que de momento veremos estabilidad. Quizá el mensaje se irá endureciendo, pero lo irá haciendo de una forma paulatina. No esperamos sorpresas de cambio de sesgo en tipos de interés, más bien un mensaje más bien restrictivo sin ejecutar subidas y sin dar sustos que pudieran afectar a la estabilidad actual de divisas que es lo que más le interesa a todo el mundo.

¿Cuántas subidas de tipos preven que haga la FED a lo largo del año?
Yo creo que estaremos en dos y a medida que vayamos viendo los números podríamos acercarnos en el último trimestre del año a una posible tercera. Yo me situaría entre dos y tres; a día de hoy más cerca de dos que de las tres.

¿Cómo afectará el calendario de subida de tipos a la renta variable estadounidense?
Bueno, un escenario de subida de tipos en EEUU, especialmente si fuera a la contra, no sería bueno para la bolsa americana, sobre todo para empresas más defensivas cuya valoración está más ligada al dividendo y cuya valoración están más altas. Pienso que todas las compañías con más sensibilidad a tipos de interés podrían sufrir.

¿Aprecian un mayor potencial alcista en la renta variable europea o en la estadounidense?
Nosotros pensamos que a día de hoy las mejores oportunidades estén en Europa, pero vemos más un sesgo sectorial que geográfico. Nos gusta Europa, sin embargo estamos infraponderados en sector financiero y eso también afecta. Sí creo que las oportunidades mejores están en Europa, creo que ese relativo fortalecimiento del dólar favorecerá más a la bolsa española, pero si hay un evento de riesgo y un evento de caídas en las bolsas americanas habrá un efecto contagio en la bolsa europea.

¿Cómo creen que afectarán las nuevas medidas del BCE al sector financiero?
Nosotros estamos infraponderados en el sector financiero en general. Aunque si es cierto es que existen fuerzas que te hacen pensar que la demanda de crédito podría volver y que van a haber menos provisiones, que va a bajar la morosidad y eso es bueno. Por otro lado el entorno de bajos tipos compromete muy seriamente los márgenes y con ello los beneficios y con ello la capacidad de generar capital de forma orgánica.

Va a seguir siendo un sector muy volátil, pensamos que en momentos de caídas va a haber oportunidades tácticas pero en general nuestra ponderación está baja.

¿Qué perspectivas le ve a los bancos españoles?
Creemos que el sector financiero en España y Europa está ante retos muy importantes  a medio plazo: de cambio en el modelo de negocio y mucha aplicación de medidas por el lado de los costos para preservar los márgenes en un entorno en el que los ingresos van a estar comprometidos y en ese entorno nosotros preferimos mantenernos infraponderados en el sector financiero, no solo español, sino europeo en general.