Una de las estrategias de Warren Buffet y otros inversores billonarios es a través de opciones. ¿En qué consiste?

Los inversores billonarios por un lado tienen las carteras normales, con acciones a largo plazo. Pero tienden a utilizar opciones o bien para adquirir a precios cerrados las acciones de manera que puedan adquirir acciones a un precio en los que ellos se sientan cómodos con independencia de lo que haga el mercado. O bien en el caso de Warren Buffett, Joel Greenblatt, David Tepper u otros suelen utilizar la estrategia de opciones vendidas, venden opciones con el fin de obtener una rentabilidad, un ingreso en el momento de la venta con la expectativa de que el mercado no caiga más de una cantidad determinada. La apuesta en este caso consiste en tomar una posición y haga lo que haga el mercado mientras no caiga más de una determinada cantidad les vale para generar rentabilidad, lo que les permite obtener rentabilidad recurrentes sin estar expuesto a la volatilidad del mercado.

Dicen que se basa más en la convicción estadística y no tanto en la capacidad de análisis o predicción…

Sí muchos inversores han estudiado el comportamiento de los índices sobre los que los que operan, y hay una serie de patrones que se repiten. Esta estrategia en lo que consiste es que en un espacio de tiempo no caiga más de una determinada cantidad el subyacente, lo que permite utilizar las opciones para hacer un traje a medida a la estadística. No es una cuestión de hacer un análisis específico y tampoco de utilizar las opciones cuando cogemos un libro sobre opciones sino más bien es una casualidad, las opciones permiten un hacer un diseño de estrategia que permita encajar dentro de una estadística que es aplastante. Por ejemplo, en el caso del Euro Stoxx aplicando esta estrategia con márgenes de caída de menos del 9% la probabilidad de éxito es del 95% en los últimos 22 años. Se trata de coger períodos de tiempo donde el Euro Stoxx cae menos de un 9% y a esos niveles lo percibes de prima en relación a esa distancia es lo suficientemente interesante como para ganar casi siempre. Estadísticamente es muy difícil perder dinero.

¿Por qué creen que es una estrategia conservadora y baja en costes?

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La ventaja que tienes es que quizá haces una o dos operaciones al mes, no más, es algo lento, donde no hay mucho trading y no incurres en costes de transacciones prácticamente. Depende también del ‘time frame’ (tiempo) que utilices, ya que se pueden hacer a seis meses o a un año, por lo que estás un tiempo en el mercado, pero no vas haciendo entradas y salidas, por lo que te ahorras muchos costes. Luego por esa convicción estadística, por esa forma de poder ajustar esa estadística, de ajustar una estrategia a una estadística que en si es lo suficientemente interesante como para tener convicción a la hora de apostar por ella convierte a esta estrategia en muy conservadora y que además no tenga costes y sea muy barata.

¿Este tipo de estrategias está orientada a inversores minoritarios o a grandes carteras?

De hecho para minoritarios funciona muy bien. Las grandes carteras en Europa tienen limitaciones, porque incluso tienen más complicaciones que los inversores particulares, ya que pueden con más libertad hacer lo que quieran, mientras que las grandes cartera se ven limitados por la industria. Esta estrategia la puede llevar a la práctica cualquier inversor particular.

El 8 de marzo en Madrid organizan un curso para abordar este asunto. ¿Se puede aprender a operar de esta forma en una sesión?

Los billonarios dejan las cosas que son simples en cuestiones simples. Esta estrategia si uno quiere liarse la puede complicar mucho y normalmente cuanto más dificultad peor. En realidad es muy simple, muy simple, mientras que si quisiéramos hacer valoración de empresas deberíamos ir a los estados financieros..., pero en el caso de esta estrategia como es simplemente una cuestión estadística la verdad es que es muy sencilla y se puede aprender en un día a hacerla. Lo difícil es hacer las cosas simples con sencillez y no creerse más listo que el mercado.