çMientras los mercados de renta variable mundiales siguen experimentando volatilidad, Fidelity International, una de las mayores gestoras independientes del mundo, destaca los riesgos que puede conllevar para los ahorradores el intentar predecir el mercado. Un análisis sobre el rendimiento de los mercados de renta variable en el Reino Unido y Europa durante los últimos 15 años* revela que son pocos los días que ejercen un peso decisivo sobre la rentabilidad total. Los inversores que se perdieron los 40 mejores días durante ese periodo, han visto reducidas considerablemente sus ganancias e incluso, en algunos países, han experimentado fuertes pérdidas.
Una inversión de 1.000 € en el mercado de valores español en diciembre de 1992, de haberse conservado intacta e incluyendo la reinversión de dividendos**, tendría un valor de aproximadamente 5,796 € a finales de diciembre de 2007. Si el inversor se hubiera salido del mercado durante los 10 mejores días de este período, la inversión se reduciría a un valor de 3,245 €. Si se perdiera los 40 mejores días, la inversión habría disminuído en valor hasta los 964 €. Los peligros que entraña el intentar predecir el mercado son aún más pronunciados en otros países europeos. La pérdida de los 40 mejores días a lo largo de este periodo de 15 años habría generado pérdidas en Austria, Francia, Alemania, Italia, Luxemburgo, los Países Bajos, Suecia y Suiza.