El experto considera que en el medio-largo plazo, los inversores tendrán que seguir enfrentándose a fuertes incertidumbres en los mercados y bajas rentabilidades. Por eso apuesta por invertir tanto en algunos segmentos tradicionales como el High Yield, pero también aconseja diversificar la cartera con algunos productos alternativos como los hedge funds.
 
Usted cree que los mercados en estos momentos no están tomando en cuenta las buenas  noticias macroeconómicas. ¿Por qué?
Últimamente hemos observado que el Banco Central en Estados Unidos ha tomado una perspectiva más favorable para el mercado, adoptando una política monetaria más expansionista. Tenemos una visión ligeramente más positiva para el segundo trimestre. Sin embargo quedan muchas incertidumbres y eso explica por qué al mercado le cuesta encontrar una dirección. Incertidumbres en China, con el comercio global, con las perspectivas de crecimiento en Europa y Japón.

Se mantienen incertidumbres elevadas pero hay elementos más positivos que tomar en consideración, sea por el lado del mercado del empleo en EEUU, por el lado de las perspectivas de beneficio que han mejorado.

Por lo tanto, estamos experimentando un sentimiento más positivo en base también a políticas monetarias que apoyan al mercado, en Europa o EEUU. Pero por ahora el mercado no refleja totalmente estos elementos positivos y tiende a ponderar más las incertidumbres relacionadas con el mercado chino o algunas sobre el potencial de crecimiento en Europa.

¿Qué objetivos se plantean para el segundo trimestre?
Pensamos que el segundo trimestre podría ser más positivo porque tenemos un punto de partida más interesante. Esos elementos positivos podrían empezar a traducirse en los beneficios de las empresas y el sentimiento está degradado y desde ese punto de vista solo puede mejorar.

El contexto global no es tan negativo y pensamos que en este momento el mercado tiende a sobreponderar el lado negativo de las cosas y no tanto a mirar lado positivo que podría llegar a influenciar más los mercados en el segundo trimestre.

Sin embargo sostenemos que a 12-24 meses seguiremos en un contexto inestable donde las incertidumbres seguirán pesando y creando alguna forma de volatilidad

En este entorno, ¿qué activos recomiendan desde una óptica tradicional?
Claramente los activos tradicionales tienen niveles de valoración elevada, sea renta fija (bonos soberanos con rendimiento cercanos a cero) o renta variable en Estados Unidos con niveles de valoración elevada. Eso implica un límite en el horizonte de medio plazo con posibilidad más positiva en el segundo trimestre.

Los segmentos que nos parecen más atractivos son el high yield europeo, que recibe el apoyo del BCE y también el apoyo de inversores que buscan más rendimiento y un contexto macro ligeramente más favorable.

El segundo elemento, en mercado emergentes hay niveles de valoración  más atractivos. Algunos elementos que podrían ser más positivos  en algunos grandes países serían: una esperanza de transición política en Brasil, una política fiscal más cautelosa en India o perspectivas de sanciones menores en Rusia y repunte de materias primas. Todo apoya a este segmento de emergentes a medio plazo. Son áreas donde hay más potencial y menor limitación debida por los niveles de valoración.  

Dentro del high yield europeo, ¿por qué sectores se inclinan?
Los sectores de consumo podrían beneficiarse de una mejora económica en algunos países. También financieras que se beneficiarían de valoraciones más atractivas después de un trimestre difícil y algunas incertidumbres sistémicas que ha impactado en el conjunto del sector (Deutsche Bank u otros).

Este sector financiero se beneficia de valoraciones más atractivas pero perjudicado por los tipos de interés negativos.

¿Nos puede decir cuáles son sus apuestas dentro de los emergentes?
Cabe señalar que tenemos una preferencia por la parte de los bonos soberanos emitidos en dólar porque nos parece que tienen un perfil de retorno-riesgo atractivo.
Por países, tendríamos una preferencia por países como México que se benefician del ciclo de repunte de EEUU. Países con una exposición a China más limitado, como India.

Y países con niveles de valoración atractiva: Corea y China. Ahí donde el riesgo es elevado, pero los niveles de valoración son atractivos. Algún riesgo hay que tomar, alguna apuesta fuerte. China nos parece “high risk, high return potencial”  (Riesgo alto/ alto potencial de rentabilidad, en español).

Para ustedes las inversiones alternativas serán claves en los próximos años para aumentar las rentabilidades de las carteras. ¿Por qué estrategias apuestan?
Claramente en el segmento de activos tradicionales tenemos que buscar algunos segmentos específicos para encontrar retornos esperados interesados en el medio plazo. Los inversores tradicionales se ven muy limitados por esos niveles de valoración y buscan diversificación a través de productos alternativos UCITS que proporcionan diversificación de cartera a través de productos regulados transparentes.
Los segmentos que a nosotros nos gustan son:

-Arbitraje de fusiones y adquisiciones
-Segmento CTA (estrategias cuantitativas que siguen tendencias). Han proporcionado retornos positivos en el inicio del año cuando el mercado se vio afectado negativamente.
-Estrategias de Long/Short Credit que se beneficiarían de niveles de valoración interesantes y un repunte apoyado por el BCE.