En un mercado tan convulso y volátil, la importancia de la planificación financiera se hace capital para los inversores particulares. Por ello, Carlos Santiso, financial planner de OPTIMA, hace hincapié en las incertidumbres que rodean nuestras inversiones y en la importancia de estar asesorado por profesionales. 

¿Cuál es la situación a nivel global en los mercados?
Estamos en una situación muy complicada para todos los inversores, ya que el mercado está cargado de incertidumbre y es muy volátil. Por hacer un breve repaso de los riesgos globales:
- En Europa cabe destacar la reunión del día 3 de diciembre, en la que el BCE no aumentó el volumen mensual de compras del QE, al contrario de lo que esperaba el mercado. Además, ahora el mercado descuenta que no va a haber un aumento de las compras de aquí a que finalice el QE. Esto ha sido perjudicial para las bolsas y, desde ese día han comenzado las caídas en las bolsas.

- En EEUU los datos macro muestran debilidad. El sector industrial se encuentra en niveles contractivos, pero el último dato de empleo fue mejor de lo esperado, por lo que tenemos una de cal y otra de arena. Aun así, hemos tenido subida de tipos recientemente y se esperan otras 4 ó 5 subidas a lo largo de 2016 y habría que ver si la economía estadounidense estaría preparada para tantas subidas.

- El petróleo no para de caer y Arabia Saudí, que es el principal productor de petróleo, no tiene previsto reducir su oferta, por lo que nos encontramos con una sobre oferta diaria de 3 millones de barriles diarios y esto, unido a otras incertidumbre, el petróleo está en mínimos de 12 años. Esto causa deflación y perjudica a economías como la rusa o la venezolana, que dependen mucho del crudo.

- China, que es el tema más importante. Hay que tener en cuenta que las bolsas estaban sobrevaloradas, cotizaban a unos PER altísimo, y ahora estamos viendo caídas que están perjudicando a todas las demás bolsas. Además, la devaluación del yuan para favorecer las exportaciones y penalizar las importaciones, está perjudicando a las materias primas, pues China es el principal importador de materias primas del mundo. Esto perjudica a las economías emergentes y, al tratarse de un mundo tan globalizado, afecta a todos los mercados.
 
¿Cree que las bolsas continuarán con esta tónica tan negativa en el resto del ejercicio?
En el corto plazo no podemos decir si la bolsa va a subir o bajar, pues la bolsa se mueve por sentimientos y sobre reacciona a los datos que hemos mencionado. Si es verdad que, en base a indicadores macroeconómicos, análisis técnico y fundamental, podemos predecir una tendencia primaria. En este sentido, la economía norteamericana y europea se encuentra en proceso expansivo.

En bolsa, tendríamos que tener en cuenta que los inversores particulares no tienen que reducir las inversiones si baja o sube la bolsa, pues hay otros tipos de estrategias de inversión que pueden reducir estos riesgos y las pérdidas en las carteras de inversión. Estas claves vamos a detallarlas en la ponencia sobre planificación financiera del día 26 que vamos a celebrar en Madrid (Consulte programa e inscríbase gratuitamente).
 
¿Cómo está afectando la situación de los mercados actual a los inversores particulares?
En un mercado tan convulso como el actual, el inversor particular que se está enfrentando al mercado sólo o está teniendo mucha suerte, o grandes pérdidas, ya que los mercados financieros requieren de una gran formación y experiencia para sacar rentabilidades sostenidas en ellos.

Otro de los temas que trataremos en la ponencia son los errores en los que solemos caer todos los años y todos los ciclos económicos.
 
¿Invertirían en la bolsa española ahora mismo?
Además de los problemas globales, en España tenemos que sumarle la falta de Gobierno, no hay vistas de que se forme en el corto plazo y estamos abocados a unas nuevas elecciones, lo que implica incertidumbre, que es algo que nunca sienta bien a los mercados financieros.

Por otro lado, se empieza a activar el proceso independentista catalán, lo que tampoco va a sentar bien a los mercados.
Todo esto, sumado a lo anterior, no crea un clima apropiado para la inversión, pero si la vocación es largoplacista, hay una serie de acciones que estarían cotizando a niveles atractivos y serían interesantes.

Entonces, ¿cómo podemos obtener rentabilidad en esta situación de mercado?
Deberíamos desligarnos de lo que hemos visto en todos estos años, en los que, cuando queríamos sacar rendimiento de nuestros ahorros y patrimonio íbamos al banco y nos colocaban productos que les cuadrasen. Ahora, la clave está en buscar una planificación financiera  personalizada, respondiendo a las necesidades de cada persona. Planificar en base a la persona y no de forma general como antes.

Otro de los temas que vamos a tratar es en qué consiste la planificación financiera, el porque es imprescindible y todos los beneficios que nos puede aportar a los ahorradores españoles