Este mes de abril ha terminado con el EUR/USD volviendo a niveles de 1,20. ¿Cómo valoráis este repunte en el par?

Después del retroceso esperado en marzo, hasta 1.17/1.18, lo lógico y lo normal era esperar un rebote del euro hasta los niveles de 1.2050 aproximadamente, que es la situación en la que nos encontramos actualmente. Al final, tal y como comentábamos hace un par de meses, tanto la libra como el euro, son dos divisas que tenían una perspectiva claramente alcista frente al dólar aunque el timing era bastante diferente: mientras la libra se aceleraba a medida que la vacunación en el Reino Unido iba mucho más rápido que en el resto de Europa, el euro parecía bastante estancado debido a la lentitud en la vacunación.

Viendo ya que el suministro de vacunas empieza a tomar velocidad de crucero en Europa, y como consecuencia de ello, la reactivación de la economía europea puede ser un hecho a partir de mayo… (hemos observado ya síntomas de mejoría en el mercado laboral en Alemania, también acompañado por el aumento del rendimiento del bund)… todo ello son catalizadores de la divisa comunitaria, a lo que podríamos añadir que factores como el déficit fiscal y comercial o la mayor inflación en EEUU, siguen apuntando a la continuidad de la tendencia en las próximas semanas. Si lo miramos desde un punto de vista técnico y quitamos el posible ruido del corto plazo, el EUR/USD se sigue negociando dentro de un canal alcista donde, el nivel de 1.1950/ 1.20 es ahora el claro soporte y por la parte superior tenemos la resistencia clave de 1.2150, de superar este punto, iríamos a buscar los máximos anuales de enero de 1.2350 con perspectiva de 1.25 que es el nivel clave que manejábamos para el par durante este año y terminaría repitiendo el movimiento del par que realizó ya en 2017

Otro de los activos que en abril ha tenido un repunte importante ha sido el petróleo. ¿Qué perspectivas manejáis?

Obviamente uno de los catalizadores de este repunte que hemos observado, ha sido la debilidad del dólar durante el mes de abril, al final la correlación negativa entre ambos activos se ha hecho notar en el precio del petróleo. Por otra parte, nos hemos encontrado sin novedades por parte de la OPEP y sus países aliados, que han aplazado un mes su siguiente reunión, pero seguimos creyendo que al final, lo que subyace y por lo que creemos que puede seguir presionando al alza los precios, es el optimismo sobre la evolución de la demanda futura de petróleo. ¿Seguirá esta tendencia mucho tiempo? Empezamos a ver una serie de factores de riesgo que habría que tener en cuenta y que pueden afectar claramente al precio, como puede ser el aumento de la producción en Irán o sobre todo y quizá el más preocupante, la situación en la India que empieza a inquietar sobre todo si empezamos a ver una expansión de variantes del COVID más infecciosas y agresivas.  Si a esto le unimos, las previsibles restricciones a la movilidad para frenar la crisis sanitaria y el descontrol de la pandemia en La India, creemos que sí podrían tener un impacto global significativo en la demanda de petróleo, aunque sea puntual, por lo que aunque seamos optimistas, podemos seguir viendo volatilidad debido a los factores de riesgo que hemos comentado. Desde un punto de vista técnico, nos encontramos en la parte alta del rango con una fuerte resistencia cerca de los 67 dólares. De superarlos, el siguiente nivel de referencia por arriba, serían los máximos de 2018, los 75 dólares, aunque no vemos un recorrido mayor. Lo lógico de alcanzar estos niveles sería nuevamente una corrección hacia niveles de 58 dólares aproximadamente.

En relación con las criptodivisas, ¿Qué opináis de las fuertes caídas y su rápida recuperación? ¿Nos podéis decir también algo sobre la criptodivisa de moda, el Ethereum? ¿Podría superar al Bitcoin?

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo
Estrategias de Inversión lanza la octava edición de su programa práctico de estrategias de inversión y Trading. Aprende todo lo que necesitan los inversores particulares para invertir en bolsa con un método propio.

En relación con la primera pregunta, las caídas que hemos observado de manera puntal son algo perfectamente normal después de haber multiplicado la mayoría de las criptomonedas prácticamente por dos los precios en lo que llevamos de 2021, por lo que creemos que son correcciones sanas después de las fuertes subidas que ha habido previamente. Además, después de la adopción de transacciones en criptodivisas por un cada vez mayor número de compañías y el interés de inversores institucionales por ellas, el potencial actual es mayor que el que podíamos ver hace un par de meses.  El respaldo de institucionales, no solo de minoristas, es lo que genera que estos activos ofrezcan una mayor confianza al mercado. En cuanto al Ethereum, está rompiendo todas las resistencias y se encuentra en subida libre, por encima de los 3000USD y como ya he leído en algún lugar, superando a compañías como Walt Disney Company o Bank of America en capitalización. Las razones de este fuerte repunte pueden ser diversas pero quizá dentro del sector que nos ocupa, la más reseñable está relacionada con el respaldo institucional que comentábamos anteriormente, el Banco Europeo de Inversiones (BEI) prevé lanzar una emisión de "bonos digitales" en el blockchain de Ethereum, lo que supone un hito importante en la adopción de la tecnología Blockchain dentro del sector bancario… y esto es una gran noticia, ya no solo para el Ethereum en particular, sino que supone un paso importante en la innovación en un sector tradicional como es el bancario. En cuanto a que si el Ethereum puede desbancar al Bitcoin, yo creo que lo que habría que resaltar, tal y como también comentan otros analistas, es que  los inversores institucionales, una vez ya empiezan a normalizar el uso del Bitcoin como medio de pago, están diversificando su exposición a otras criptodivisas, y el Ethereum sería la siguiente elección natural al respecto.

Otro activo que está de moda es el cobre ¿Cómo catalogáis su evolución e interpretáis la fuerte subida en lo que va de año?

El cobre siempre ha sido señalado como como un termómetro sobre la salud de la economía por lo que, cuando estamos en una etapa de fuerte crecimiento, la demanda suele aumentar considerablemente.  Obviamente no todos los cambios bruscos en los precios del cobre están siempre correlacionados con estos ciclos ya que también puede deberse a otros factores como la escasez de oferta o al excedente, o incluso a la implementación de aranceles. Si miramos el contexto económico actual, la fuerte subida que hemos observado, no ahora si no desde mediados 2020, está claramente justificada, si tenemos en cuenta que el mayor importador de cobre a nivel mundial es China, representando un 30% de las importaciones mundiales. Con el inicio de la pandemia y el colapso económico posterior, el precio prácticamente se había hundido a mínimos de 2016. En el momento en que China empezó a controlar la pandemia y a recuperar su economía, se observó, desde julio de 2020, como las importaciones interanuales aumentaban a un ritmo del 38%, siendo la lanzadera para el repunte de su precio.

Y una última cuestión sobre los modelos de negocio de los bróker con “cero comisiones”… ¿Cómo es posible rentabilizar un negocio sin cobrar por la intermediación?

Las comisiones deben ser uno de los factores clave para elegir un bróker pero habría que matizar. La palabra “gratis” o “sin comisiones” siempre resulta bastante atractiva, pero no nos engañemos. Eso no significa que las operativas no tengan un coste o un precio y que el bróker nos esté regalando las ejecuciones y no gane dinero por ello. Brokers como Robin Hood, que es el estandarte de este lema, basa su modelo de negocio en vender los flujos de órdenes a terceros, concretamente a los Operadores de alta fecuencia (High Frecuency trading) de tal manera que las órdenes de clientes llegan a este tipo de empresas para que las ejecuten obteniendo así información antes que nadie sobre la dirección del mercado y ofreciendo a los clientes unos precios de ejecución probablemente peores que los de un bróker convencional que lanza las órdenes de sus clientes directamente al mercado.  Por lo tanto, como cliente, no estoy recibiendo una mejor ejecución (que quizá sí obtengo en otras entidades) aunque no pague por la intermediación. En cualquier caso, aún si hay mejor ejecución o no, que eso sería otro debate, a efectos prácticos, este tipo de operativa puede ser útil para un inversor principiante que no disponga de un gran capital y que no sea tan sensible al precio de ejecución ya que busca no tener que pagar  una comisión explicita o si se quiere, hacer compras de muy pequeño importe y mantenerlas durante un largo plazo, puede ser también una buena alternativa, aunque en general, la oferta suele ser limitada y muy escasa en valores europeos, estando más orientada más orientada al mercado USA

Perspectivas segundo semestre y taller para suscriptores premium

Estategias de Inversiónva a realizar unas perspectivas del segundo semestre en bolsa, tanto a nivel Macro, Técnico y Fundamental 

Taller gratuito para suscriptores. ¡Aprende a colocar un Stop en bolsa!

Suscríbete a Estrategias de Inversión y por solo 55 euros al año, podrás acceder a informes y análisis independientes a corto, medio y largo plazo, así como a herramientas exclusivas para invertir.

Ayúdanos a seguir siendo un medio independiente que nos permita seguir analizando las mejores oportunidades de inversión.