EDM Gestión celebra este año su 25 aniversario y podría decirse que es una de las gestoras con ‘mejor nombre’ en estos momentos en nuestro país gracias al éxito de fondos como el nacional EDM Inversión. El barcelonés Juan Grau, presidente y gestor de EDM Inversión, ha concedido una entrevista a Estrategias de inversión para analizar la trayectoria de su gestora e identificar los principales aspectos del panorama actual de la bolsa española.

Estrategias de inversión: ¿Diría que en este cuarto de siglo han conseguido el reconocimiento a una gestión independiente justo? ¿Era el que esperaban (para un país en el que el apartado de inversión sigue dominado por bancos)?

Juan Grau:“Hemos alcanzado un objetivo impensable cuando comenzamos la andadura con esta compañía. Nuestro nivel de éxito está en decir que, hace 25 años comenzamos prácticamente a nivel cero en volumen de gestión y ahora tenemos más de 2.000 clientes con más de 2.300 millones de euros en volumen de gestión.

A EDM se la conoce, en estos momentos, por tener un fondo que es el EDM Inversión dentro del mercado español, pero es un fondo que representa solamente un 10% de la inversión gestionada. El mismo volumen que puede tener este fondo lo tiene también el fondo de acciones europeas.

Ricard Vidal, director de inversiones de EDM: EDM desde un inicio se internacionalizó y abrió un fondo europeo cuando no se permitía invertir en acciones europeas. EDM Strategy, gestionado desde el año 1995, tiene el mismo volumen que EDM Inversión. Tiene un estilo propio, pensando siempre en el largo plazo y pensar en los fundamentales”.

Juan Grau. EDM GESTIÓN

Ei: El fondo EDM Inversión es uno de los mejores, sin duda, de su categoría tanto por rentabilidad como por gestión independiente, pero ¿en qué momento la renta variable española volvió a ser una opción real de oportunidades en medio de una tremenda crisis de confianza?

Juan Grau: “Es un fondo de los más antiguos que existen en el mercado español. Podemos pensar que en el año 2010 fue el año en el que percibimos que fue el momento de encontrar oportunidades más importante para invertir en compañías españolas. Había una dicotomía entre el tema de percepción de país –con la prima de riesgo en su momento más álgido- y las compañías, sin embargo, estaban haciendo su trabajo. Veíamos que las compañías iban por unos caminos que no tenían nada que ver con la marcha de la economía española. Se estaban produciendo oportunidades muy importantes en muchas compañías y fue cuando tomamos la decisión de invertir en aquellas compañías en las que había esas diferencias.

Transcurridos los años se ha ido corrigiendo este fenómeno y creemos que el éxito que ha tenido este fondo en los últimos años ha sido gracias a haber identificado estas inversiones en el año 2010 y después se ha visto que la maduración de estas inversiones daba sus frutos”.

Ei: Hay gestores que nos dicen que nos encontramos quizás en ‘una de las situaciones de mercado más difíciles de analizar’. ¿Coincide con ellos? ¿O lo suyo es, ante todo, no salir corriendo?

Ricard Vidal: “En el actual entorno, con bajo crecimiento en Europa y tipos cero o en la parte baja de la curva, también en Estados Unidos, ha creado una distorsión y claro que puede llevar a una inflación de activos”.

Ei: Cuando mantenemos –como periodista- charlas con gestores de compañías pequeñas y medianas insisten siempre en la necesidad de conocer a las empresas por dentro, a sus directivos… ¿con qué frecuencia –si es que es así- se reúne con los responsables de cada empresa que tiene en cartera? ¿Cuántas veces al año?

Ricard Vidal: “Es muy importante ser selectivos”.

Juan Grau: “Quizás nosotros que tenemos una gestión diversificada en cuanto a productos porque nuestra clientela nos lo pide, nos definimos como un gestor que tiene su ADN en la inversión en acciones. Con esto te das cuenta de que siempre hay oportunidades. Las compañías son seres vivos y evolucionan. Siempre encuentras aquellas flores en el mercado que te permiten tener oportunidades de inversión”.

Ei: Para sorpresa nuestra –que no sabemos si también en el propio gestor ha causado la misma sensación- estamos viendo muchos movimientos en las gestoras de fondos tras la salida de García Paramés, de Iván Martín o de Firmino Morgado de Fidelity. ¿Ha atado ya a la silla a sus gestores? ¿A qué se debe esto tan de repente? ¿O acaso son escasos los buenos gestores de fondos y las casas se los rifan?

Ricard Vidal: “Nosotros somos un equipo de once personas, prácticamente todos nos dedicamos a visitar compañías. Seguimos en Europa a unas 100 compañías y en Latinoamérica a otras 50 empresas a las que visitamos unas dos veces al año”.

Juan Grau: “En el año 2013 estuvimos teniendo reuniones con compañías alrededor de unas 80 veces. En España, por proximidad, se hace de manera más intensiva, pero hay constantemente personas viajando por Europa. Podemos decir que las compañías las conocemos y conocemos a los directivos”.

Ei: Vayamos a los mercados. Como es evidente en los últimos meses la renta fija ha dejado de ser una opción de rentabilidad, al menos, interesante. A sabiendas de que nuestro país tiene un perfil altamente conservador…¿qué hacer? ¿Coincide con aquellos expertos que recomiendan al inversor conservador tomar algo más de riesgo (invirtiendo en renta variable)?

Ricard Vidal: “El actual entorno de tipos bajos y, además, sin previsión de que suban en los próximos años, nos hace recomendar incluso al perfil conservador tomar algo de renta variable. Tendrán algo más de volatilidad.

En cuanto a la renta fija, el único segmento en el que vemos valor es el high yield donde hay que diversificar y conocer bien al gestor que lleva el fondo porque son inversiones más arriesgadas”.

Ei: El fondo que usted gestiona, el EDM Inversión, fue uno de los mejores los dos pasados años. Sin embargo, este 2014 la bolsa nacional no está teniendo un comportamiento tan positivo como el año anterior. ¿Qué previsión maneja para la renta variable? ¿Se cumplirán las previsiones de comienzos de año que hablaban de un Ibex cercano a los 12.000 puntos?

Juan Grau: “Las previsiones son muy difíciles de realizar. Difícilmente lo que se prevé a principios de año se cumple al final. Es muy complicado prever lo que pasará en estos dos meses. Sí creemos que la renta variable debería tener recorrido al alza en el medio plazo porque siempre que ha habido un entorno de tipos tan bajos expulsa a los inversores que tienen que ir hacia renta variable.

Dicho esto, este año se está produciendo una circunstancia singular y es que las compañías de mediana capitalización están teniendo un comportamiento mucho peor que las grandes. Este año el comportamiento del índice está fundamentado por el tema de las entidades bancarias, por un lado, y por otro, el tema de Telefónica.

Cuando se analiza, por ejemplo, la marcha del índice con la marcha del Ibex 35 complementario, este segundo está en negativo.

Nuestra apuesta por valores de crecimiento, visibilidad de resultados…no creemos que sea lo que está buscando el inversor. El inversor está buscando aprovechar las perspectivas de crecimiento a base de buscar valores más cíclicos que se aprovechen de la cobertura y que en una recuperación pueden tener un comportamiento más positivo. Esos valores en EDM nunca nos han gustado. Entendemos que no son valores en los cuales se puede hacer una predicción en cuanto a la marcha de la compañía. En estos momentos, el comportamiento de los fondos de EDM se aparta de lo que puede ser los mercados, pero ya nos ha pasado otros años.

Hay que ser consistente y no cambiar los criterios. Esperar a que el mercado reconozca el valor de esas compañías. Ese empeoramiento siempre lo hemos recuperado en el futuro”.

Ei: En esta ‘rebaja’ de perspectivas para el mercado ha influido posiblemente el verano tan movidito que hemos vivido en las bolsas. En cualquier caso, la cartera del EDM Inversión ha sufrido modificaciones teniendo en cuenta que Grifols, primer valor por peso en el portfolio, ha desaparecido de las diez primeras posiciones, cuanto menos. ¿A qué se ha debido esta decisión?

Juan Grau: “No se corresponde con la realidad absoluta. Grifols es quizás una de las compañías más singulares que hay en el mercado. Tiene acciones A y B y además hay una tercera clase de acciones que cotizan en el mercado norteamericano. Lo que ocurre que al tener la diferenciación entre estos tres tipos, los códigos ISIN hace que se trate como tres diferentes acciones.

Dentro de la estructura de la cartera figura Grifols como si fueran tres inversiones diferentes, pero si sumamos las tres Grifols sigue siendo el valor número uno de nuestras carteras. En los últimos meses, no hemos dejado de comprar acciones de Grifols para que siempre se mantuviera en la primera posición”.

Ei: Quizás haya sido debido a que se ha acabado su recorrido alcista… y esto me lleva a pensar también en Jazztel. Es otro de los títulos que se ha estancado por una OPA que parece no llegar nunca a su fin. ¿Cree que ha dejado de ser una opción interesante? ¿Cómo ve al sector?

Juan Grau: “Curiosamente el mercado todavía no ha igualado el precio de la OPA lanzada por Orange. Está habiendo algún movimiento más en el mercado para hacer que el precio se incremente. Nuestra opinión es que es un precio acertado y nosotros no hemos esperado a la OPA y hemos liquidado todas las acciones que teníamos de Jazztel. Más vale pájaro en mano…

La operación está todavía en el aire. Aprovechamos para vender y tener la liquidez. La inversión que hemos hecho en Jazztel ha reflejado una rentabilidad del 180% a precio de coste, adecuada para salir.

Es posible que veamos en el futuro algunas acciones en la situación de Jazztel. Hay muchas compañías que se han puesto a precios asequibles, con negocios muy punteros o muy de nicho, no son grandes compañías en las que haga falta una gran inversión y no me extrañaría que en los próximos meses viéramos alguna intentona de poder ‘opar’ a alguna compañía del mercado español”.

Ei: Ojeando la cartera del fondo, más de un 66% está invertido en pequeñas y medianas compañías. ¿Esto por qué es así? Porque se benefician antes de una mejora de ciclo, pueden protagonizar mayores subidas…

Juan Grau: “Unos dos tercios están invertidos en compañías del Ibex. No es algo casual. Tenemos cierta tendencia a buscar compañías que no sean de muy baja capitalización únicamente porque en el momento en el que haya momentos de problemas de liquidez, queremos tener la cartera muy líquida para que en dos o tres días seamos capaces de poner toda la cartera en liquidez.

Tampoco es el objetivo final que nos lleva a hacer la cartera. También es verdad que, cuando se llevan tantos años en el mercado, encuentras vías para poder hacer liquidez en inversiones. Muchas veces no hace falta ir al mercado y comprar y vender, sino que dentro del mundo institucional se pueden realizar operaciones de gran envergadura de una forma más inmediata”.

Ei: Hablemos de bancos. Siendo consciente de que no despiertan demasiado entusiasmo por su parte, es cierto que representan el segundo mayor sector por peso de la cartera (aunque sabemos que están muy infravalorados con respecto al peso que tienen en el Ibex). ¿Le empiezan a gustar más ya? ¿Destacaría alguno?

Juan Grau: “La verdad es que no tenemos ningún banco en cartera. Desde el año 2008 salimos de todos. El sector financiero (según composición de cartera) está compuesto por bancos, aseguradoras y BME. Tenemos dos aseguradoras, Catalana Occidente y Mapfre, y Bolsas y Mercados. Bancos ninguno y hoy por hoy no tenemos ninguna intención de encontrar.”

Ricard Vidal
: “Ahora es un sector que es verdad que se ha concentrado, pero la regulación les va en contra, su cartera crediticia se está reduciendo, la mayor parte del negocio estos años lo están haciendo con inversiones en renta pública que no es su negocio y vemos que se han convertido en una especie de utilities. Es verdad que pagan dividendos, con yield atractivos, pero no vemos un gran crecimiento y aún le vemos riesgos de cara al futuro”.

Ei: Sin ofender lo más mínimo, pero es cierto que Catalana Occidente no estaba entre las primeras posiciones del fondo. ¿Cree que se dieron cuenta tarde de su potencial frente a otros fondos de autor nacionales? ¿Por qué tanto peso para el sector asegurador?

Juan Grau: “Uno de los argumentos que nos hace movernos dentro de las inversiones de una compañía, aparte de otros factores, está evidentemente en el tema del precio en el que cotiza la acción.

En Catalana Occidente llevamos invertidos unos quince años, pero en función del precio de la compañía hemos tenido más o menos permanencia con ellos. Cuando consideramos que está cara bajo nuestros prismas, lo que hacemos es reducir la exposición que tenemos a ella. Ha habido momentos en los que ha tenido un peso importante y, en estos momentos, tiene casi un 5% dentro la cartera del fondo.

Así como decíamos que no nos gustaba el sector bancario, sí hay un aspecto que nos gusta y que debería ser un catalizador para que las cotizaciones subieran en el futuro. En el momento en el que empieza a descender la prima de riesgo, sabíamos que había un gran ganador que era la deuda pública. ¿Qué podíamos hacer? Nos dimos cuenta que se producía el mismo fenómeno –que el de los bancos- en las aseguradoras. Tenían una gran parte de su cartera invertida en deuda pública, con un negocio más recurrente que el negocio bancario y por eso apostamos por las dos compañías que hay en el mercado español. No hay más. Hemos cogido quizás la recuperación de los bancos a través del movimiento de compañías aseguradoras”.

Ei: ¿A qué se debe su importante apuesta por el sector industrial? ¿Qué compañías destacaría?

Juan Grau: “Nosotros no gestionamos por sectores. Si tenemos una concentración en el sector industrial es debido a que la suma de las compañías seleccionadas pertenece a este sector.

Quizás el sector más concentrado que tenemos en este momento es el sector energético que obedece al criterio de pensar que el mundo de la energía va a ser muy importante en el futuro.

En este momento, quizás hay un excedente, en primer lugar, porque la economía está en una situación de estancamiento; el segundo elemento, por la aparición del famoso gas de extracción en USA y esto hace que, de alguna forma, el petróleo, gas o electricidad esté en horas bajas.

En un mundo en el que la actividad económica vuelva otra vez a resurgir va a haber una gran demanda de energía. Como no sabemos cuál será la energía del futuro queremos estar presentes en la máxima parte posible de sectores energéticos.

Quizás sea este el único caso, en el resto de sectores vamos picoteando compañías”.

Ei: Desde el mes de abril han lanzado el fondo Spanish Equity que, según recoge su gestora, seguirá el estilo de inversión de EDM Inversión. Las primeras posiciones son las mismas con lo que ¿se trata de dos fondos distintos o de una réplica del primero? ¿O quizás le falta tiempo hasta que empiece a andar en soledad?

Juan Grau: “El EDM Strategy ya nació como un fondo de Luxemburgo porque en aquellos momentos había diferencias importantes en el régimen fiscal con España. EDM Inversión lo teníamos domiciliado en España. Llega un momento que, debido a las condiciones del mercado, habiendo llegado a la senda de potenciar más el lado institucional…resulta que el inversor internacional necesita invertir en Luxemburgo.

Lo que hicimos el año pasado es abrir un segundo fondo en Luxemburgo que lo que hace es recoger ese dinero e invertirlo en el fondo español. Es una bañera que recoge el dinero nada más y el agua de esa bañera va a parar al fondo español”.