Jean-Charles Mériaux, presidente y director de Inversiones, y Eric Franc, consejero delegado de DNCA Finance, han presentado en sociedad esta semana esta nueva firma francesa que entra en el mercado nacional. 

¿Por qué dicen no ser el ‘mejor cliente para un bróker’?

Jean-Charles
: “No lo somos porque cuando compramos una compañía lo hacemos pensando en un largo periodo de tiempo y no realizamos demasiados cambios en la cartera. Los brókers prefieren a gente que compre y venda cada día compañías, pero esa no es la manera en la que gestionamos.

Consideramos que gestionar un fondo es más parecido a ser dueño de una empresa. Tenemos posiciones elevada en cada compañía en la que invertimos (del 1 al 3%). De esta forma, es más difícil tratar de cambiar diariamente tus posiciones. Cuando compramos una compañía siempre lo hacemos con la visión que tendría un propietario y por eso hacemos muy poco trading en nuestros fondos”.

¿Cuál es el objetivo que tiene como nueva gestora de implantación en España?

Eric: “En términos de distribución, contamos con dos mercados realmente importantes, como son Francia (dado que somos una boutique francesa) e Italia. En relación a España, nuestro objetivo es que se convierta en nuestro tercer mayor mercado en los próximos dos o tres años.

Sabemos que el equipo de Natixis Global AM ha tenido un gran éxito en los últimos años con lo que tenemos grandes expectativas con respecto al mercado español porque estamos convencidos de que tenemos los productos adecuados, en especial nuestros fondos diversificados. Y, además, en términos culturales nos encontramos muy próximos al mercado español”.

¿Por qué centran tanto su gestión en el mercado europeo?

Jean-Charles: “Hemos decidido convertirnos en especialistas del mercado europeo, sin ambición de llegar a serlo a nivel global. DNCA es una compañía muy joven y no podemos abarcarlo todo, con lo que el foco principal se encuentra en Europa y es un buen periodo para estar aquí porque las estimaciones (para Europa) son positivas de cara a los próximos dos o tres años. El 99% de los activos que gestionamos sobre un total de 16.000 millones de euros se encuentran invertidos en Europa”.

¿Qué valoración (en base a PER) sería “justa” para ustedes en términos de activos y compañías cotizadas?

Jean-Charles: “Es difícil establecer un número concreto, pero mirando a la baja rentabilidad del mercado de bonos, creemos que un ratio PER para el próximo año entre las 13 y 15 veces sería un buen nivel para comprar renta variable.

También estamos viendo cómo el balance de las compañías de la eurozona es más sólido ahora de lo que eran, por ejemplo, en 2007 con lo que nos encontramos mucho más cómodos que entonces. Se trata del inicio de la recuperación económica.

Nos encontramos con un hueco del 30% entre la rentabilidad de las compañías europeas y las estadounidenses porque no ha habido crecimiento en los últimos cinco años. El reto ahora es llegar a reducir este ‘gap’ en los próximos dos o tres años. Tenemos confianza en la renta variable europea”.

Dependiendo del resultado del referéndum del próximo domingo en Grecia, ¿decidirá aumentar la exposición de su cartera?

Jean-Charles: “La semana pasada el mercado europeo ganó entorno al 5% con lo que es normal tener el tipo de pérdidas que vimos el lunes. Pero si la bolsa cayera otro 5%, aprovecharíamos para comprar otra vez renta variable europea, independientemente del resultado del referéndum griego.

Si la respuesta fuera que “sí” sería mejor para la zona euro porque habría una menor volatilidad en los mercados; sería mejor encontrar una solución para mantener a Grecia dentro del euro. Si la respuesta fuera un “no” obtendríamos algo más de claridad en torno a esta cuestión. En cualquier caso, Grecia sólo representa un 2% del PIB de la zona euro, no es un gran problema y no esperamos un efecto contagio en el resto de países (incluso los más frágiles) de Europa. Creemos que vamos a seguir viendo oportunidades realmente buenas para entrar en el mercado de cara al medio plazo”.

Estamos viendo un repunte del mercado de fusiones y adquisiciones. ¿A qué es debido?

Jean-Charles:
“Hay mucho interés por parte de grandes compañías extranjeras por hacerse con competidores europeos. Creo que existen dos razones para ello: los inversores extranjeros están convencidos de que la recuperación europea está en camino y, además, se ha producido una caída en Europa y sus compañías se encuentran muy baratas para empresas emergentes o estadounidenses. La caída del 20% del mercado europeo durante los últimos doce meses se ha convertido en una gran oportunidad para comprar activos inmobiliarios y empresas muy competitivas a precios muy baratos.

Es una pena que el inversor europeo continúe invirtiendo únicamente en el mercado de bonos, donde las rentabilidades están cercanas a cero y que no quieran invertir su dinero en activos que vayan a crear valor a más largo plazo”.

¿Por qué les gusta tanto el sector telecom en Europa?

Jean-Charles:
"La regulación europea favorece más a las empresas que a los consumidores y nos encontramos ahora con una evolución de la regulación europea. Se puede observar cómo cada mercado nacional se está organizando con sólo tres competidores, lo que para su negocio es mejor. Pero la contrapartida es que las teleoperadoras europeas necesitan generar más ingresos para aumentar su inversión.

Se trata de grandes inversiones con visos a desarrollarse en los próximos años en Europa y la única manera de hacer esto es teniendo una mejor organización del mercado. Se trata todavía de un sector en crecimiento que está explorando el mercado y es un buen sector para los próximos años.

Es algo que se puede ver en España con una serie de competidores principales y donde somos muy positivos respecto a la operación de Orange sobre Jazztel. También veremos esta situación con Vodafone. Estamos muy positivos con respecto a este sector, aunque para las compañías sigue siendo un reto al tener rentabilidades de entre el 1% y el 4% en la renta variable. Si lo comparamos con el mercado de bonos, es muy positivo”.

¿Confían también en los bancos?

Jean-Charles:
“No estamos muy expuestos al sector financiero porque la regulación aún no es la definitiva y se siguen exigiendo cada vez más niveles de recapitalización. Sin embargo, el sector más barato en Europa es el financiero, sobre todo, en Francia y en Italia.

Gracias a la situación griega, podríamos encontrar oportunidades interesantes en el sector financiero en las próximas semanas. Lo que se vemos ahora es que la distribución de capital se está reactivando y es bueno ver a las entidades prestar más dinero. La recuperación del mercado incluirá ahora a los bancos y puede generar buenas oportunidades”.

¿Tiene compañías españolas en cartera?

Jean-Charles:
“Teníamos Jazztel, pero la vendimos. Tenemos Telefónica. Sin embargo, no tenemos muchas compañías energéticas porque no nos encontramos muy cómodos en el mercado de bonos para los próximos meses y son compañías muy sensibles al yield. No queremos comprar este tipo de empresas.

Además, en este momento preferimos estar más en Italia que en España, dado que va a haber elecciones generales en noviembre y podría haber incertidumbres hasta entonces. Preferimos infraponderar España ahora, debido como he comentado a las elecciones”.



*En su condición de filial de Natixis, DNCA  tendrá acceso a las capacidades de distribución globales ofrecidas por Natixis y le permitirá expandirse al mercado español. 

**DNCA ha triplicado el volumen de sus activos, al pasar de 5.000 millones de euros a 16.500 millones en la actualidad.