Estamos en agosto y, según muchos analistas, el mercado está parado y sin grandes movimientos. Hoy tenemos al Ibex35 por encima de los 10.500 puntos, como siempre José Luis Herrera, analista de CMC Markets visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar de esta situación.

Esta mañana el Ibex35 se encontraba titubeando sobre los 10.700 puntos. ¿cuál es el objetivo y qué niveles maneja para el selectivo?

Los niveles tanto de resistencia como de soporte permanecen inalterables respecto a semanas anteriores. Si nos atenemos al gráfico, hay una tendencia alcista que iniciaba en los mínimos de la jornada del año pasado – junio cuando se conoció el referéndum de Reino Unido – y desde entonces un apoyo en esa directriz sería positivo. Lo que sí hay es una zona de contención en 10.200-10300 que supone haber cerrado el hueco de las elecciones francesas y esa es la zona clave. Incluso la lateralidad le podría llevar a apoyarse en esa directriz alcista -10.200-10.300 puntos – y eso sería positivo porque ya supondrían dos confirmaciones. Por otro lado, hay una zona clave en 10.600 e incluso 10.700 puntos que después de conocerse las declaraciones de Trump sobre las amenazas sobre Corea del Norte ha despertado cierto nerviosismo en los mercados pero la zona comentada es un nivel clave a corto plazo, según muestra el gráfico de CMC Markets

Si se superan los 10.70-10.752 habría que fijarse en los altos del año, en los 11.000 puntos.

Vamos a hablar de la noticia del día, Banco Santander vende a Blackstone los inmuebles del Banco Popular, ¿qué le parece esta operación? ¿Cómo puede afectar al mercado y a Santander en particular?

Me parece una buena jugada desde el punto de vista de la entidad porque aquella vez que se produjo la resolución de comprar la entidad por un euro, después hizo una ampliación de capital que le ha permitido sanear mediante provisiones algo que había sido la causa de la defenestración de Banco Popular.  Por lo tanto, supone empezar a hacer caja y, sobre todo, una vez se conoce la operación, supone dar un paso por si luego hay medidas que puedan poner en peligro la buena marcha de la operación. Los posibles demandantes, no podrían recuperar sus acciones porque se está vendiendo por lo que como mucho se podría aspirar a alguna contraprestación económica. Es positivo para el accionista actual del Santander como así lo ha recogido el mercado.

Si el hecho de obtener valor de algo que valía un euro puede dar nuevos alicientes a los demandantes como causas argumentales para demostrar que el banco valía más es algo que tendrán que dirimir los tribunales.

Blackstone lleva mucho tiempo en el mercado nacional, conocido porque ha habido otras operaciones de adquisiciones de activos inmobiliarios.

La tensión de Estados Unidos con Corea del Norte. ¿Cree que esto se puede ver reflejado en el dólar? Y respecto al euro, ¿cree que se puede dirigir a la zona de 1.20?

Más que influencia en el euro dólar, este tipo de situaciones influyen más en los activos considerados refugio. SE está viendo en la revalorización del franco suizo, el oro, el Yen – que es algo más subjetivo porque es la divisa de Japón que está cerca del área donde se podría producir la situación bélica- en lo que respecta al dólar, si nos atenemos al gráfico, vemos que después de la lateralización que estaba haciendo el par tomando como base del canal la zona de 1.05 y tomando como parte superior la zona de 1.15-1.17 lo que ha ocurrido es que se ha roto y con una vela bastante contundente. De ahí esa fortaleza de la moneda y ese rally alcista. Lo que supone la zona de 1.19 es una resistencia, antiguo soporte, y por lo tanto un nivel que a corto plazo no será fácil de superar. Desde luego la teórica proyección del precio sería la anchura del canal, que serían niveles de 1.27-1.29 a largo plazo que vendría a toparse con la gran directriz bajista que partió del 1.60 de 2008. Esa sería la zona objetivo. Desde luego, si se recrudecen esos riesgos geopolíticos es algo que también beneficia a la divisa verde.

En caso de que las cosas no vayan a más y haya una evolución lógica del par hay que vigilar niveles de 1.16 – ahora soporte – a modo de apoyo. Por lo tanto, tenemos delimitadas las dos zonas de corto plazo.

Todo el mundo está esperando la gran corrección en Wall Street ¿cuál podría ser el desencadenante para ver mayores caídas en los índices?

Puede ser cualquier noticia imprevista con la que el mercado no cuente, como la noticia de Trump, además favorecida por el bajo volumen. Recientemente hubo nuevas sanciones por parte de la ONU, no es algo nuevo, forma parte de esa política de intimidación que ambos países quieren seguir.

Pero es cierto que el mercado empieza a tener vértigo. Los 22.000 puntos es un nivel que se venía comentando tiempo atrás. Si consigue la economía seguir mostrando fortaleza, el dato de empleo y PIB son fuertes, si consiguen sustentar a nivel macro los resultados de las compañías, un dólar débil favorece….podría consolidar ese nivel e incluso seguir con la tendencia alcista. Pero una corrección podría hacerle caer con fuerza. Estamos hablando de que el siguiente soporte relevante estaría en 21.150 puntos, hablamos de 800 puntos de caída.

Lo que habría que ver es hasta qué punto eso repercutiría en el resto de las plazas de Europa porque es muy difícil que haya una corrección en EEUU sin que tenga el efecto traslación en los europeos. La zona de corto plazo estaría en los 21.800 puntos del Dow Jones que sería incluso sano para relajar la posible sobrecompra que podría haber.

¿Cómo ve al petróleo?

El petróleo, que además es un activo que supone un indicador sensible ante riesgos geopolíticos, no está cotizando de forma errático. La lateralización que mantiene entre los 32-54 dólares sigue estando vigente, la ruptura de esos dos niveles es lo que proyectaría según la anchura del canal: o bien a cotas de 65-66 dólares o niveles de 30 dólares a la baja como proyección.

En las últimas semanas lo que intenta es salir del canal bajista de corto plazo que está siendo fructífero. Está apoyando en 48 dólares y podría llevarle a los 54 dólares, como mínimo Es un activo que se comporta de forma muy ortodoxa, está haciendo además en esta consolidación una cuña que en caso de ruptura alcista sería confirmación de continuidad de movimiento previo. Lo veo más como ruptura al alza que a la baja. Pero la pérdida de los 48 dólares nos haría salir del valor.

Como dicen los economistas, el mercado actualmente va bien. ¿Qué se puede esperar del verano?

A la vuelta del verano hay unas elecciones en Alemania, última pincelada de los procesos electorales, pendientes de las medidas de los bancos centrales, también dependerá mucho de cómo evolucione la inflación en Europa, hay una reunión en Jackson Hole a finales de agosto y seguirá teniendo mucho peso los bancos centrales. 

Habrá que ver también si no hay sorpresas con cuestiones geopolíticas que no se contemplaban anteriormente. Creo que el mercado sigue teniendo inercia a nivel técnico para seguir cosechando nuevos altos, hay muchos valores que están apoyando pero si se perforan soportes habría que salir.

¿Qué recomendaciones nos daría en este entorno?

Recomendaciones las comentadas y si te refieres a algún valor, Acs puede dar alguna oportunidad. No hace falta complicarse la vida con indicadores sino que algo con sencillez, directriz alcista que viene confirmada con soporte relevante son dos variables que nos pueden justificar una posible entrada. No porque tengamos la certeza de que la entrada es buena sino porque supone una zona de stop controlada. Hablamos de niveles de 32-32.50 euros.

Esta pauta además la encontramos en muchos activos y es lo que tiene que encontrar cada inversor. Lo ideal sería confirmar si se produce un apoyo en la zona de soporte con su confirmación de ruptura.

Otras oportunidades que puede haber, hay situaciones en que hay cansancio. Caixabank a pesar de que sigue apoyándose en una zona de tendencia de mínimos crecientes, también se ha topado con una zona de resistencia relevante y esto podría dar una oportunidad de venta de cortos que confirmaría en caso de que la verticalidad de la subida previa perforara la directriz.

Repsol también tiene situación similar coincidiendo con un hueco que había dejado el mercado el pasado 9 de junio que ha ido a cerrarlo. Si el crudo no consigue proseguir con la recuperación que está teniendo, complicado sería que Repsol recuperara los 14.70 euros por acción.

En un mercado lateral, las operaciones hay que plantearlas en un plazo más corto.