En cambio, no se ha tocado el tema del recorte de gastos públicos. Esto va a causar muchos conflictos, entre demócratas y republicanos y en el mismo seno del bando republicano. Además, también tienen que abordar el techo de deuda que están a punto de tocar.
No se acaba aquí el tema del precipicio fiscal, ahora viene lo más complicado.

No obstante, los inversores han tomado este pacto con optimismo. Por ejemplo, el Ibex 35 sube con fuerza, además, pensamos que el 2013 va a ser un mejor año para el selectivo, teniendo en cuenta que el 2012 fue la bolsa que peor se comportó del mundo.
Desde máximos de 2007 el Ibex 35 ha caído un 47%. Además, cerró el 2012 con caídas, frente a los números verdes de otras plazas europeas. Pero este año tenemos el escenario propicio para que suba, pues hay mucha más calma con respecto a que no se espera una ruptura de la zona euro y ya hemos tenido una reestructuración del sistema financiero.
Para ver una subida importante del Ibex 35 necesitamos ver avances en Inditex, ya que es el valor que más pesa en el selectivo; subidas en Telefónica al calor de su desapalancamiento; en el sector bancario debemos ver despejada la incertidumbre sobre BBVA y Santander. No obstante, creemos que las utilities pueden tener un mal año y podrían lastrar algo el Ibex 35.

Técnicamente, el Ibex 35 tiene una resistencia importante en torno a 8.630 puntos, niveles que marcó en marzo de 2012 y a partir de los cuales tuvo un retroceso muy importante del 35% hasta los mínimos de junio. A partir de este nivel veríamos una consolidación del índice que lo llevaría a los 8.900 puntos. Para terminar el año manejamos un rango entre los 9.900 e, incluso, los 10.000 puntos.

Frente a las fuertes caídas del Ibex 35, desde los máximos de 2007, el Dax sólo ha corregido un 4%. Por tanto, el potencial alcista del Ibex 35 es mayor que el de otras bolsas europeas. Igualmente, en EEUU, desde los máximos de 2007 el S&P sólo ha retrocedido un 8%. Teniendo en cuenta que este 2013 no va a ser un año excesivamente boyante para EEUU porque los recortes estarán ahí lastrando su crecimiento y las políticas expansivas cada vez tienen menos efecto.
Por tanto, apostamos más por las bolsas europeas periféricas, especialmente la española y la italiana.

En emergentes, nos estamos fijando en Brasil y México, aunque apostaríamos más por la bolsa mexicana, al igual que por su moneda, el peso mexicano, frente al real brasileño.

Somos alcistas para el par euro-dólar, ya que, en términos de datos macroeconómicos, veremos una ralentización de la economía estadounidense y, por ende, el dólar no se verá fortalecido. Además, ya que se han despejado las dudas sobre la posible escisión de la UE y el euro es una moneda cíclica, creo que podremos ver al par en 1,50 dólares este año.

El comienzo ha sido muy bueno para los valores cíclicos y a corto plazo podrían ser los valores que más tiren, ya sean bancos y constructoras. Por ejemplo, hoy Popular sube con fuerza y podríamos ver más subidas a corto plazo. No obstante, a largo plazo no estaríamos. En ese caso, apostaríamos por valores menos cíclicos y más internacionalizados.
Si miramos a Viscofán en su debut en el Ibex 35 observamos que no lo está haciendo tan bien como otros, debido a que ya se calentó antes de formar parte del selectivo y, llegado el momento de entrar, como es clásico, han entrado las ventas. En cambio, creemos que tendremos un mejor comportamiento de Gamesa.

Aprende a invertir a corto, medio y largo plazo.

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado nuestra septima edición del Programa Práctico de  Estrategias de Inversión y Trading para aprender a invertir a corto, medio y largo plazo.

Aprenderás a invertir con profesionales de los mercados financieros y utilizando las técnicas que realmente funcionan a la hora de invertir.
 

Solicita información gratuitamente  y descubre  nuestro programa pensado para inversores particulares.

 

Pide información