Desde Pictet WM consideran que la Fed sigue inyectando más dinero del que el propio sistema estadounidense necesita pero, ¿es posible que EEUU crezca este año a un ritmo del 3% a pesar de que el tapering se incremente cada mes?
Creemos que sí. Prevemos que EEUU crezca al 3% en 2014, pero incluso algunos trimestres crecerán al 3,5%. Mientras, el balance de la Fed es excesivo, hay un exceso de liquidez en el mercado y, si se aumentara la velocidad de la reducción de ayudas, tampoco debería afectar a la economía, debido precisamente a ese exceso de liquidez.
Y los mercados, ¿lo han descontado ya?
Creemos que las bolsas no deberían verse afectadas por la reducción adicional de ayudas, pues el apetitito por el riesgo continúa este año porque no hay muchos activos tan atractivos en este momento.

Y las bolsas emergentes, ¿qué pasará con ellas?
Nosotros no las vemos como un activo atractivo óptimo desde un punto de vista rentabilidad/riesgo. Pero el problema de los emergentes no es el tapering, sino el crecimiento propio de cada economía. Debemos diferenciar cada país, algunos de ellos han subido tipos de interés y tiene que haber un crecimiento sostenible basado sobre todo en demanda privada.

¿Qué esperan de China?
Esperamos que un 25% del crecimiento global provenga de China. Este país está intentando resolver desde hace dos años sus ineficiencias económicas. Poco a poco está haciéndose a la idea de que el crecimiento razonable para los próximos años debería ser del 6% con una inflación del 3-3,5% y con un equilibrio mayor de los integrantes de su PIB (gobierno, infraestructuras, exportaciones, sector inmobiliario y consumo interno).

China viene de crecimientos de doble dígito desde hace años y, si no organiza su economía, podríamos tener una burbuja, pero un crecimiento menor nos evita un problema mayor.

¿Qué espera de otros emergentes?
Se ha rebajado las expectativas de PIB de Brasil para este año al 1,6%, un nivel muy bajo. Algunos emergentes, entre ellos Brasil, han subido sus tipos de interés y ahora es importante que pasen unos años para que regulen sus crecimientos. No obstante, no creemos que los emergentes, excepto los grandes –Brasil, La India y Rusia- vayan a ser un problema para el resto del mundo.

¿Por qué no tiene exposición a emergentes, sólo de manera táctica a deuda empresarial?
Porque esperamos rentabilidades para los mercados emergentes del 5% con volatilidades cercanas al 20%, por lo que el ratio rentabilidad/riesgo no compensa. Sí tenemos algo de renta fija corporativa emergente porque las compañías están en un proceso de mejora del rating y ofrecen unos diferenciales más atractivos que otras regiones.

Entonces, ¿dónde están las oportunidades este año?
El activo más atractivo para este año es la renta variable, aunque muchos pensamos lo mismo y eso no es bueno para el mercado. Las regiones más atractivas son EEUU y Europa, en las que esperamos revalorizaciones de 14-15% con volatilidades del 13-15%.

¿Y en deuda?
Sólo estamos en deuda High Yield en Europa y EEUU. El resto de deuda, tanto soberana como de empresa, tiene mucho riesgo y poco valor.

¿Cuáles son los principales focos de incertidumbre en Europa?
Si hay elecciones en Ucrania y no hay demasiada injerencia por Rusia, este foco se calmará. Realmente donde nos tenemos que enfocar en Europa es en el ritmo de crecimiento. Austria, Alemania y Luxemburgo van en cabeza. España podría crecer más que Francia o Italia, de hecho, Francia irá en el vagón de cola.