Juan Luis Sevilla, director de asesoramiento patrimonial de Profim EAFI, analiza la actualidad del mercado y las oportunidades que nos ofrece a través de fondos de inversión. 

¿Qué categorías de fondos se han visto más afectadas por el Brexit?
A corto plazo el mercado reaccionó muy mal de forma muy negativa pero, a medida que se va viendo que es un problema de medio plazo, el mercado ha ido cambiando. Además, ha habido puntos de inflexión que pueden ser muy aprovechables para los fondos de inversión.

Todos los sectores fueron dañados pero los fondos más dañados fueron los relacionados con libras, que invierten en el mercado monetario en libras o en renta variable en libras a muy corto plazo; también sufrieron las small caps británicas y, en los primeros momentos, el sector inmobiliario a causa de los cierres de reembolsos en los fondos inmobiliarios, que no de acciones inmobiliarias; también sufrió el sector asegurador y el financiero. A medida que ha pasado el tiempo, los sectores han ido recuperando y las empresas exportadoras o que cubran divisa en renta variable, se están beneficiando.
 
El bono que ha huido a activos refugio está haciendo que algunos bonos, como los alemanes, estén dando rentabilidades cada vez más negativas. ¿Qué recomendaría a un inversor que tenga fondos con bonos soberanos?
Hay que tener en cuenta que hay un actor principal, el BCE, que está ejerciendo una presión al alza de los precios porque es el comprador final. El inversor que esté en renta fija privada, no tanto pública, o una mezcla de las dos, puede seguir, teniendo en cuenta que hay que ser muy selectivos con la duración, la calidad crediticia, etc, y, a partir de ahí, decidir si quiere consolidar beneficios o salir.

Un inversor que entre ahora tiene que ser más selectivo con los fondos que elige y añadir flexibilidad: buena calidad, con flexibilidad de los gestores y con salidas y entradas con buen asesoramiento en esta tipología de productos, va a ser lo que evite que te quedes atrapado con posibles caídas de precios en estos bonos. El BCE aún tiene tiempo para comprar, por lo que hay cierta tranquilidad y se puede estar en renta fija corporativa con tranquilidad.

En la desesperada búsqueda de rentabilidad, de la yield, el inversor está de una manera más inconsciente asumiendo riesgos en deuda emergente y high yield, pero hay que ser consciente del riesgo que se asume, porque muchas veces la contraparte es la iliquidez de estos productos si se produce un estallido de la burbuja.
 
¿Para los inversores más conservadores una opción serían los fondepósitos?
Los fondodepósitos son fondos que invierten en depósitos y, si ahora mismo los depósitos están dando una rentabilidad media del 0,15-0m20%, si a ese fondo le incluimos una comisión, lógicamente la rentabilidad brillará por su ausencia y la comisión se comerá la corta rentabilidad.
 
Lo que hay que buscar es diferentes compartimentos para que en el global me dé una rentabilidad digna.

La encrucijada de un inversor conservador de no querer que asumir riesgo, pero no tener rentabilidad, le lleva a buscar rentabilidades asumiendo riesgos que en otros escenarios no asumiría. Hay oportunidades de inversión, vía fondos, en las que se pueden obtener otros rendimientos lógicos aplicando otras políticas; Por ejemplo, fondos monetarios que me hagan una buena base, con comisiones muy competitivas rondando el 0,20%, fondos de renta fija pública y privada con gestión flexible, determinados fondos de retorno absoluto para descorrelacionar la cartera, y dar un toque de mixtos flexibles.
 
¿Ustedes ven oportunidades de inversión en los mercados emergentes?
Nosotros empezamos a verlas. No somos tan positivos como la mayoría de analistas, tanto en renta variable, como renta fija. Parece que se está mitigando el miedo por la ralentización de China, también les da oxígeno la estabilización del dólar, así como la estabilización del precio de materias primas. Aun así, nosotros no estamos recomendando entrar en fondos puros de emergentes, pero sí de manera indirecta a través de productos globales con exposición a emergentes. Hay que tenerlos en el radar para un inversor de perfil más arriesgado.