Javier Niederleytner, profesor IEB, analiza las consecuencias que puede traer el Brexit en el mercado y en la economía mundial a todos plazos. 

¿Cuáles pueden ser las consecuencias del Brexit corto, medio y largo plazo en los mercados y la economía?
A corto plazo las consecuencias son más psicológicas por “el qué pasará” y vienen provocadas porque la gente sabe que si Gran Bretaña se sale de la Unión Europea puede costarle una bajada del 9% al PIB británico, según algunas estimaciones, algo que me parece exagerado. Pero sí que a partir de ahora la gente se va a plantear sus relaciones con Gran Bretaña y, si la gente no abre negocios y no invierte a medio plazo no se pueden predecir las consecuencias. A largo plazo, en cambio, creo que todo volverá a su curso.

Tenemos un precedente, que es Noruega, que es un estado asociado y las relaciones con el país son buenas y quizás las cosas se tengan que normalizar con Gran Bretaña como con Noruega, como un estado asociado.

¿Quién tiene más que perder con el Brexit, Reino Unido o la Unión Europea?
Indudablemente, el Reino Unido, ya que la gente va a dejar de focalizar sus intereses estratégicos allí, va a haber muchas empresas que decidan retirarse de Reino Unido, como el Deutsche Bank, que ya ha dicho que se va a ir inmediatamente de allí, y también pierden porque su libra, que era uno de sus bastiones, se ha depreciado un 15%, es que los británicos son hoy un 15% más pobres, ¿cómo van a salir a comprar fuera?.
 
Ya hay recabadas millones de firmas para que se realice un segundo referéndum pero, a su vez desde la Unión Europea piden que el divorcio se tramite cuanto antes, quizás para que todos vean los efectos indeseados que tendrá en la economía y otros nacionalismos resurgidos no sigan este camino pero… ¿podemos tener la esperanza de que no sea vinculante el resultado del referéndum del jueves?
Creo que todo se puede hablar y a la UE le interesa que Reino Unido esté dentro, así que, si Reino Unido tiene la posibilidad de replantearse todo, la UE le abriría las manos y todo volvería. Además, dejaría las cosas claras a toda esa gente, como Marine Le Pen, que está pensando en salirse; sería un mensaje de que la fortaleza está en la unión y acabarían los atisbos de separatismos en frentes populistas.
 
De hecho, dentro de Reino Unido hay territorios como Escocia o la propia Londres con su City que están pidiendo permanecer en la Unión Europea pero, ¿sería factible que ellos siguieran y se produjera un divorcio del resto?
Lo veo totalmente factible. Escocia ya está promoviendo permanecer en la UE, pues siente que Reino Unido le ha dado la puñalada tras hacer un referéndum y decidir quedarse. Por tanto, en el caso de Escocia sería un movimiento clarísimo y rapidísimo. En cambio, Londres no deja de ser una ciudad o la City dentro de Londres, que lo vería más complicado.

Ya hay comentarios diciendo que algunos datos sobre el Brexit estaban falseados y, desde ese punto de vista, podría volverse a replantear el referéndum. Por ello, esta semana es clave. Además, si analizamos el voto, ha habido un voto de egoísmo, pues ha sido la gente mayor la que ha votado a favor del Brexit sin pensar en las nuevas generaciones.
 
El Ibex 35 volvió a zona de mínimos anuales y hoy el rebote se diluye… ¿Cree que hemos visto lo peor en la bolsa?
Sigue presente la incertidumbre y el miedo y los mercados son muy miedosos. Además, Europa sigue en crisis, mientras que en EEUU están haciendo las cosas bien y el dinero está huyendo allí, así que, la gente se refugia en EEUU sin preguntar si el Brexit va a seguir adelante o si va a haber una marcha atrás. El dinero actúa, no pregunta, y se está yendo a los bonos alemanes y fundamentalmente a los americanos; así, hemos visto un repunte del bono americano y también del dólar, lo que significa que la gente ha huido de Europa y ha ido a refugiarse en EEUU.
 
Entonces, de cara a los próximos meses, ¿deberíamos buscar las oportunidades de inversión en EEUU?
EEUU tienen sus cosas también, como las elecciones generales y la gente está asustada, aunque no es un populismo exacerbado el de Donald Trump. Aun así, la gente no está preocupada por los tipos de interés porque la Fed es muy calculadora y deja las cosas claras por adelantado. Así pues, la gente no teme que vaya a haber una subida porque ya se sabe, además, una subida de tipos favorece que el dinero miedoso busque un poquito de rentabilidad en EEUU  por esas subida de tipos.
 
Entonces, ¿es seguro que la Fed suba tipos en próximos meses?
Lo veo más factible en septiembre, antes y suficientemente lejos de las elecciones. Si no lo hace en septiembre, ya no lo va a hacer, pero el mercado tiene muy consensuado que la Fed subirá tipos en septiembre y  creo que será bueno para el mercado.

¿Espera nuevas actuaciones del BCE? Ya ha reiterado que está preparado para hacer lo que sea pero, ¿qué ases se puede estar guardando en la manga?
Lo único que puede hacer Draghi es comprar acciones para que la bolsa vuelva a la normalidad porque la renta fija está muy tranquila. Estos días supongo que comprará algo de bono periférico, ya que fueron muy demacrados el viernes porque la gente se cebó con estos bonos buscando refugio en el bono alemán. Aun así, no creo que el BCE compre bolsa, sí veo más factible que empiece a comprar deuda high yield.

También se hablaba de una acción conjunta de varios Bancos Centrales a nivel mundial, ¿en qué se podría concretar?
Eso siempre lo dejan como lo dejó Draghi en mayo de 2012, cuando dijo que haría lo que hiciera necesario. No obstante, si alguien tiene dinero en este mundo son los Bancos Centrales y creo que van a evitar algo parecido a Lehman Brothers, por ello, quieren concienciar a las personas de que están ahí.

Por ejemplo, en el caso del Banco de Japón no creo que pueda hacer mucho más que vender de manera puntual yenes, como lo está haciendo para debilitar su divisa.
 
Y si en el segundo semestre viéramos otro “cisne negro”, como la elección de Donald Trump en EEUU, ¿qué sucedería en los mercados?
Los mercados experimentarían un torbellino, pero Trump es un empresario, no un populista, y aunque tiene ideas radicales, pero no desde el punto de la economía, los mercados no se preocuparían tanto de que saliera elegido.
 
¿Entonces, aunque “se conjuran los astros” con varios “cisnes negros” no viviríamos un shock como el que produjo Lehman Brothers?
Para mí eso es totalmente descartable porque los Bancos Centrales tienen munición y lo van a evitar. No se pueden consentir un descalabro como el del 2008.
 
Después del bofetón que han sufrido los inversores con el Brexit, ¿la liquidez es la mejor opción de cara al segundo semestre?
El tema son las valoraciones, que estamos alcanzando unas valoraciones increíbles en bolsa. Por ejemplo, Bolsas y Mercados y Caixabank, que son dos empresas sólidas y rentables con rentabilidades por dividendo por encima del 8% y lejos de toda duda, ya tienen unas valoraciones de chiste. Bastará con que salga alguna noticia buena, que los británicos puedan volver… para que el mercado pegue un fuerte rebote.

No hay predicciones de que el PIB se vaya a desmoronar y lo peor que podría suceder es que el PIB español se diera la vuelta a creciera un poco por encima del 0%, pero no hay previsiones de que el Brexit pueda impactar fuertemente sobre el de la economía europea.

¿Cree que si el Reino Unido sale de la UE otros regionalismos independentistas puedan seguir sus paso?
Creo que la reacción de arrepentimiento total que han tenido los británicos va a impactar en el resto de países que puedan pensarse esa opción. No veo factible que se rompa la Unión Europea por el arrepentimiento brutal que hemos visto en Reino Unido dos días después.