Álvaro Blasco, director de ATL Capital, hace un repaso sobre los temas más candentes de la actualidad financiera y se centra en los valores más comentados.


Tenemos las elecciones francesas este fin de semana. En este impás de incertidumbre hasta el 7 de mayo que tendremos la segunda vuelta, ¿cree que es momento de mantener la cautela en la renta variable europea?

Creo que algo de cautela habría que tener. Desde luego no puedes estar fuera del mercado porque lo que estamos viendo es que parece que aunque en las últimas sesiones se ha deslizado algo hacia abajo, no tiene un sesgo de querer corregir con fuerza. Por tanto, no podemos salir del mercado, pero sí podemos ser un poco más prudentes. Indudablemente esta cita que tenemos electoral en Francia ha sembrado cierta inquietud. Las últimas encuestas muestran que realmente hay cuatro opciones ahora mismo. Ha aparecido esa extrema derecha que representa Le Pen y el populismo de izquierdas ha hecho aparición en el escenario con un porcentaje importante de intención de voto y eso creo que lanza un poco más de inquietud a los mercados y de hecho hemos visto que la prima de riesgo francesa ha aumentado de forma significativa. Nosotros lo que pensamos es que efectivamente Le Pen va a ser uno de los candidatos que va a ir a la segunda vuelta. Creemos que va a ser así sin lugar a dudas y luego ya el acompañante es lo que no sabemos muy bien cuál puede ser. Nos preocuparía que fuese desde luego el candidato del populismo de izquierda y tendremos que ver. Parece que en las últimas encuestas también Fillon con el apoyo de Sarkozy podría estar subiendo en intención de voto. Vamos a ver. En todo caso lo que creo que sería importante es que uno de los dos candidatos sea de uno de los partidos tradicionales y que podamos evitar en la segunda vuelta esas circunstancias tan complicadas que podríamos tener si el programa de Marine Le Pen se llevase a efecto con esa posible salida del euro, con la vuelta al franco francés. Eso sería bastante malo para los mercados, pero realmente hoy por hoy a riesgo de equivocarnos le damos bastantes pocas posibilidades.

Hemos visto como el Footsie 100 que desde el Brexit había subido mucho ha reaccionado negativamente a esta convocatoria de elecciones. ¿Cree que es momento de evitar la renta variable británica?

Creo que no. La renta variable británica lo debería hacer bien. Estamos hablando de muchas empresas multinacionales que con la depreciación de la libra creo que van a tener muy buenos resultados. Ahí no debería preocuparnos. Lo que pasa es que no contábamos en principio en el calendario con unas elecciones en Reino Unido que efectivamente lo que hacen es alargar hasta 2022 ese posible mandato de Theresa May y te siembra las dudas, porque también pensando de una forma más retorcida puede ser una estrategia para ver hasta qué punto real hay un apoyo al Brexit después de prácticamente un año cuando se vayan a cumplir las elecciones y si no puede ser una oportunidad para también aquellos que no quieren o que no han recapacitado sobre el tema del Brexit puedan votar otra facción y pudiéramos ver ahí alguna situación más compleja. En principio creo que Theresa May ahora mismo tiene un momento fuerte en cuanto a votantes y que puede reafirmar y conseguir un mayor poder todavía en la cámara y que por lo tanto lo quiere aprovechar. Pienso que no debería dar una volatilidad suplementaria a los mercados y que también hemos visto caídas en el mercado británico importante porque materias primas, que es muy fuerte en sus índices, tuvo ayer una sesión realmente de muy fuertes bajadas.

En España estamos cerca de iniciar la temporada de presentación de resultados del primer trimestre de este 2017. Entre los que abren esta temporada está Santander. ¿Qué esperan de las cuentas de los primeros meses del año?

La verdad es que esperamos buenos resultados. Vamos a ver si se cumplen. En principio pensamos que el sector financiero está recuperando fuelle, tiene buenos márgenes en las zonas geográficas en las que está presente fuera de España. En España creo que las cosas también según vimos en las cuentas del último trimestre del año las cosas están mejorando y estamos viendo aumentar tanto la actividad clásica del banco, como un poco su resultado en España, aunque los márgenes financieros siguieron reduciéndose. Y por otro lado en esas cuentas que van a venir del exterior de lo que es Santander no esperamos que las divisas hayan hecho un daño en este trimestre en las cuentas de resultados y por tanto deberíamos ver en comparativo del año pasado unos resultados bastante sólidos.

BBVA la verdad es que tiene más frentes en cuanto a sus posiciones geográficas. El último en Turquía después de ese referéndum que ha celebrado el país que ha reforzado a Erdogan. Una facción política que está presionando a los bancos en el país para que den créditos a pesar que los márgenes allí está comprimida. ¿Qué le parece esta posición en Turquía?

Creo que la posición es importante y le va a dar buenos resultados. Lo que pasa es que en el corto plazo no hemos visto más que hacer provisiones para cubrir el deterioro de la inversión que ha habido y en el muy corto plazo también esa presión que está haciendo Erdogán para que se reduzcan los márgenes de cuentas de las entidades financieras no beneficia para nada a BBVA. Entonces seguimos con una situación bastante complicada en lo que es la entidad.

Por último le quería preguntar por DIA, porque nos sorprende ese porcentaje de posiciones cortas que no han dejado de aumentar y alcanzan máximos históricos, con un 19,23% que están acusando capital de la cadena de supermercados. ¿Considera que hay motivos para este acoso? ¿Acabarán renunciando los cortos?

Realmente no sabemos si hay algo que no vemos nosotros. A nosotros nos parece realmente una barbaridad, es verdad que hemos visto que grandes superficies tipo Carrefour han crecido en porcentaje de ventas en el último trimestre mientras que DIA ha menguado algo, pero estamos viendo que ese cambio en las tiendas que está habiendo hacia el sistema plaza está resultando bastante bien. Entonces las ventas comparables en cifras siguen siendo bastante interesantes. Se han reducido un poco los márgenes, parece que los conflictos que tenía con muchos franquiciados están relegados a un segundo plano ahora mismo y no deberían dañar a la compañía y yo creo que la proximidad de ese tipo de tiendas al consumidor sigue siendo positiva. Por otro lado también las cifras que va a arrojar DIA de su actividad en América Latina yo creo que va a ser más positiva que la que vimos el año pasado. Con lo que realmente entiendo que pueda haber algo de cortos, pero esa barbaridad que estamos hablando pues no sé realmente a qué responde. Es curioso porque la acción no lo está haciendo nada mal y las cifras que ha presentado como decía con algunas pequeñas matizaciones de ralentización en algunos temas, las cifras siguen siendo estupendas.